El Ferrocarril de Sóller ha sacado del ERTE a diversos trabajadores de la sección de talleres con el fin de realizar la puesta a punto a las locomotoras y vagones que empezarán a circular a partir del 1 de junio. Los operarios revisan minuciosamente los vehículos forman los convoyes y realizan pruebas con ellos para que funcionen a la perfección, informaron.