Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una de cada diez plantas de las islas es exclusiva de Baleares

Este viernes arranca el primer Biomaratón de la Flora Española, un proyecto de ciencia ciudadana que buscar crear un atlas estatal

Montañas del Parc del Llevant.

Montañas del Parc del Llevant.

Las islas son un punto de biodiversidad muy alto. De hecho, Balears custodia casi el mismo número de especies que toda la flora de Inglaterra. En las islas, hay unas 359 plantas amenazadas, de las que 48 están en riesgo de desaparecer y 140 son endémicas. «Tenemos mucha flora endémica. Una de cada diez especies de las islas es exclusiva de Balears, eso significa que si desaparece de las islas, desaparece del mundo. No tienen por qué estar amenazadas pero son exclusivas y esto supone un valor patrimonial muy importante». La mayoría se localizan en hábitats litorales o en puntos elevados de la Serra de Tramuntana. Así lo detalla Miquel Capó, investigador colaborador del laboratorio de botánica de la UIB y coordinador balear junto a Joshua Borràs de la I Biomaratón de flora española que organiza la Sociedad Botánica Española con la finalidad de fomentar la ciencia ciudadana pero también de crear un atlas de la flora. Por ello, remarcan, Balears es un lugar ideal para eventos como el Biomaratón.

‘Primavera blanca baleàrica’ (Primula acaulis ssp. balearica).

‘Primavera blanca baleàrica’ (Primula acaulis ssp. balearica).

«Tenemos mucha flora pero también hay muchos factores de amenaza como la fragilidad en el ecosistema de las islas que se ve afectado por la masificación del litoral, por el estrés de la construcción en lugares poco apropiados, el exceso de construcción y la poca sensibilización a nivel general», desgrana Capó, que incide en que a estos factores hay que sumar que «tenemos mucha flora amenazada».

Joshua Borràs.

De hecho, explica, otro de los objetivos de la Biomatarón, además de fomentar la ciencia ciudadana y crear un atlas de flora, es sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de la biodiversidad. Es decir, que «la gente se de cuenta de la cantidad de plantas tan diversas que tenemos». Y es que en un simple paseo se pueden hacer 100 fotos de plantas diferentes.

'Safrà bord’ (Crocus cambessedesii) 6 Palònia’ (Paeonia cambessedesii).

Precisamente, de paseos y de hacer fotos trata esta primera biomaratón. El investigador explica que la iniciativa surge a raíz de que este año se ha fundado la Sociedad Botánica Española y, como acto de presentación, ha organizado este Biomaratón de flora española. «La idea es que sea un proyecto de ciencia ciudadana, es decir, se invita a la ciudadanía a salir al campo entre este viernes y el domingo con una cámara de fotos o con el móvil y capturar todas las plantas que vean», detalla Capó. Esta información, prosigue, se subirá a la plataforma de ciencia ciudadana iNaturalist. Para participar sólo hay que registrarse en la plataforma, descargarse la aplicación y subir las fotos de las plantas observadas entre este viernes, 21, y el domingo, día 23. Dentro de esta plataforma se ha preparado un Proyecto Nacional que incluye subproyectos para todas las comunidades autónomas, de manera que se podrá consultar la flora y número de observaciones por región geográfica. Además, todas las observaciones que se registren con fiabilidad se subirán a una red mundial de datos científicos de uso libre (GBIF). Estos datos serán de utilidad para investigaciones científicas, y, entre otras aplicaciones, pueden ayudar al conocimiento y conservación de especies raras y amenazadas, al mejor entendimiento de la distribución y los hábitats de las plantas, o a averiguar cómo pueden éstas responder al cambio climático.

Miquel Capó.

Así, se invita a toda la ciudadanía a celebrar este gran reto para recolectar datos de flora. El objetivo es «capturar» con una cámara o un móvil tantas especies como sea posible, que posteriormente serán identificadas con la ayuda y asesoramiento de la comunidad botánica. «La típica pregunta es si solo deben hacer fotos a las plantas que conocen. La respuesta es no. Hay que fotografiar toda la flora porque detrás hay los expertos que ya se encargarán de identificarlas», puntualiza. Capó que avanza que entre las entidades colaboradoras con esta iniciativa de ciencia ciudadana está la UIB, el IMEDEA y el Jardí Botànic de Sóller.

Palònia’ (Paeonia cambessedesii).

Palònia’ (Paeonia cambessedesii).

De esta manera, resume, se acerca «el conocimiento científico a la ciudadanía». «Al ser a nivel estatal, el domingo se habrá generado un atlas de toda España con la flora geolocalizada en un mapa. Por lo tanto, tendremos una base de datos de plantas de toda España y a nivel de Balears. «Un acto simultáneo en toda España no había ocurrido nunca», remarca el investigador.

Compartir el artículo

stats