Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fent i desfent | Las unidades del Tren-Tram de Artà se utilizarán en la línea de Sa Pobla

Fent | En Serveis Ferroviaris no son gacelas

Gacelas no son. En Serveis Ferroviaris de Mallorca no son los más rápidos del mundo, avispados vaya, si necesitan diez largos años para dar uso a unos trenes que fueron adquiridos para una línea de tren que no nació. He aquí el claro ejemplo de como se hacen las cosas en Mallorca, trenes a la mallorquina que diría Munar, que primero compramos los trenes y después decidimos si colocamos o no las vías para hacerlos circular, como ocurrió con el ramal ferroviario a Artá. Bienvenida la idea de utilizar las unidades tren-tram, pero señores de SFM ya podrían haberse decidido un poco antes, ¿no creen? Es como si me comprara un coche y lo meto en el garaje y pasados diez años decido estrenarlo. Que no se entiende mucho, vaya. Espero que la velocidad con la que han decidido eso los cabezas pensantes del tren en Mallorca no tarden demasiado en hacerlo realidad, porque si seguimos así pronto tendremos que llevar los tren-tram al chatarrero por obsoletos. Otra cuestión, estimada Rosa, es saber si realmente la línea de sa Pobla necesita tantos trenes. 

Desfent | Un gran regalo en pleno centenario

 Ni gacelas ni tampoco circula mucho el aire fresco en los despachos de SFM. Vaya, que necesitan un poco de inspiración porque tardar diez años para encontrar un futuro al tren-tram, telita. No todos tienen la gran suerte de contar con una fuente de inspiración a su lado como me ocurre a mí contigo pero lo que más me molesta de todo este asunto ferroviario no es que hayan tardado tanto tiempo en decidir el futuro de unos trenes que han estado dos lustros en el ostracismo o que se compraran las unidades antes de nacer la línea de Artà. No, eso viene siendo la tónica general de nuestros gestores políticos. De la derecha y de la izquierda. Lo que realmente me molesta es el gesto. El anterior conseller de Movilidad, Marc Pons, calmó a los alcaldes del Llevant y a los representantes de la Plataforma Tren de Llevant con grandilocuentes palabras de que se fijaba como reto impulsar el proyecto ferroviario. Nada. Tan solo palabras. Palabras que se las lleva el viento. La cruda realidad, aunque lo nieguen, es que el Govern acaba de dar carpetazo a recuperar la línea de Artà. Un gran regalo en pleno centenario de la llegada del tren en el Llevant.

Compartir el artículo

stats