Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Margalida quiere contratar seguridad privada para compensar la falta de policías

Delegación del gobierno tumba el acuerdo municipal que mejoraba las retribuciones de los agentes para evitar más bajas

Agentes de la policía protestaron en enero ante el alcalde Monjo por su situación. DM

El ayuntamiento de Santa Margalida tiene intención de contratar seguridad privada para compensar la falta de agentes de la Policía Local, una situación que se ha agravado en las últimas semanas con la baja de dos efectivos más que han solicitado una excedencia voluntaria, dejando a la plantilla en una situación de precariedad absoluta, con solo diez agentes en activo. Por este motivo, Santa Margalida no puede contar con servicio policial las 24 horas del día, especialmente durante las horas nocturnas, una situación delicada en un municipio con unos 13.000 habitantes.

El alcalde Joan Monjo atribuye la situación al elevado «absentismo» que se produce en la plantilla, que en los últimos meses ha expresado en diversas ocasiones su descontento con el Ayuntamiento por motivos salariales.

Ahora, además, el problema se ha agravado porque Delegación del Gobierno ha emitido un informe esta semana en el que requiere al Ayuntamiento la anulación «en el plazo de un mes» del acuerdo adoptado por el pleno margalidà el pasado 25 de marzo para aprobar, además de la creación de siete nuevas plazas fijas entre este año y el próximo, una serie de complementos retributivos para los agentes con la intención de frenar la sangría de bajas en la plantilla policial.

Según el documento recibido por el Ayuntamiento, firmado por la delegada del Gobierno, Aina Calvo, «el acuerdo aprobado (por Santa Margalida) implica un incremento retributivo superior al establecido en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para este ejercicio», que determina que las retribuciones del personal al servicio del sector público no podrán incrementarse más del 0,9 por ciento respecto al pasado año, porcentaje que se supera en los citados acuerdos municipales para mejorar los salarios de la policía.

Este informe ha truncado los planes a corto plazo del Ayuntamiento y ha obligado al alcalde a convocar una reunión con los portavoces políticos el próximo martes para debatir sobre la nueva situación. Monjo planteará una nueva propuesta que se adapte a las prescripciones dictadas por Delegación del Gobierno, aunque dejó en el aire la posibilidad de no anular el acuerdo municipal vetado por el informe de Aina Calvo. «No tengo por qué anularlo, que me pongan un contencioso», reta.

Además, también propondrá a la corporación la contratación de unos seis vigilantes privados que se complementen con los agentes disponibles de la Policía Local y de la Guardia Civil que patrullan por el municipio. «No pueden detener a nadie, pero pueden llevar a cabo tareas de vigilancia», señala el regidor.

Monjo se muestra muy crítico con la delegada Aina Calvo por anular la subida salarial de los policías locales de Santa Margalida. «Ella ha sido alcaldesa de Palma y sabe que allí los agentes cobran más de 50.000 euros, un despilfarro total, mientras que aquí los policías locales perciben 27.000 euros, ¿a qué viene esta diferencia? Todos debemos luchar con las mismas armas».

Por su parte, el PSOE local denuncia que la falta de efectivos policiales «es el resultado de la gestión municipal de estos últimos 6 años que no ha propiciado ningún incentivo que permita a nuestros policías tener un proyecto en el municipio».

Monjo tilda de defraudadores a cuatro agentes de baja

Fiel a su estilo sin rodeos, el alcalde Joan Monjo tildó ayer de «defraudadores profesionales a la Administración» a cuatro agentes de la plantilla policial que están de baja de larga duración «con la complicidad de los médicos de turno». Debido a estas cuatro bajas, la Policía Local solo dispone ahora de diez efectivos en activo a la espera de cubrir las siete plazas fijas aprobadas por el pleno y otras cinco más de interinos, un proceso que llevará su tiempo, según admite el alcalde.

El regidor lamenta que los agentes de Santa Margalida y de otros municipios similares «solo quieren ir a trabajar a Palma, Manacor o Calvià, donde cobran más». Además, también critica que «efectivos de la Policía Nacional o la Guardia Civil que quieren venir a Santa Margalida para ejercer de policías locales no pueden porque necesitan un curso de la EBAP que dura más de un año».

Compartir el artículo

stats