Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo

Meliá se asocia con un hotel de la Playa de Muro y reclama una vacunación "más ágil"

El establecimiento Playa Esperanza Resort se integra en la potente plataforma de comercialización de la cadena mallorquina

José De Luna recibe la placa que simboliza la "alianza" entre ambas familias hoteleras de manos de Gabriel Escarrer, este viernes en la Playa de Muro.

José De Luna recibe la placa que simboliza la "alianza" entre ambas familias hoteleras de manos de Gabriel Escarrer, este viernes en la Playa de Muro.

La cadena Meliá Hotels International ha desembarcado por primera vez en la Playa de Muro mediante la incorporación del hotel Playa Esperanza Resort a la red Affiliated by Meliá, creada en 2020 como una plataforma de distribución global del gigante turístico, con un canal propio que ha representado hasta el 60% de las ventas del grupo durante la pandemia y que está conectada con todos los canales del mercado. 

El consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer, y el propietario del hotel, José De Luna, escenificaron ayer en el establecimiento de cuatro estrellas, que reabría sus puertas, el inicio de una «alianza» entre ambas familias hoteleras que permitirá al hotel de la Playa de Muro mantener su identidad y modelo propio de operación con la ventaja de tener acceso a la potente plataforma de distribución de Meliá, que cuenta con más de 14 millones de clientes fidelizados y «asegura la relación directa con intermediarios en todo el mundo y alianzas estratégicas con las principales cuentas internacionales», según la cadena hotelera mallorquina.

Escarrer afirmó que para Meliá es un «placer» firmar la alianza con los De Luna y auguró que «es el inicio de una larga lista de éxitos entre las dos familias». «Nos hacía mucha ilusión introducirnos en Alcúdia, que es la mejor playa de Mallorca», apuntó, a pesar de que el hotel se encuentra en el municipio vecino de Muro. Por su parte, el propietario del establecimiento, José De Luna, definió el de ayer como un «día histórico» por la «alianza» con Meliá, una cadena «mundialmente conocida». «Solo podemos aportar nuestra dedicación e interés en que funcione lo mejor posible», concluyó antes de recibir de manos de Escarrer la placa que simboliza la incorporación a la red Affiliated by Meliá que se colocará en la entrada del hotel.

Después de los parlamentos oficiales, Escarrer aprovechó para valorar la situación actual del turismo y para reclamar una vacunación «más ágil» que ayude a pasar página del «peor año de la historia del turismo». 

Reservas

El consejero delegado de Meliá aseguró que el nivel de las reservas «es bastante bueno en los últimos días», principalmente entre los mercados alemán y español, aunque precisó que son reservas «sin pago ni compromiso» que están sujetas a los vaivenes del mercado y a la evolución de la pandemia sanitaria. Escarrer también se mostró abierto a realizar PCR entre sus empleados, a pesar de que «lo lógico sería que lo hiciese el gobierno».

Respecto a la vacunación, aplaudió la «aceleración» actual pero discrepó de los 100 días anunciados por el presidente Sánchez para alcanzar la inmunidad de rebaño. «El sector turístico no tiene 100 días, tiene apenas 30 días para demostrar que hay un avance en la inmunización». Escarrer reiteró la necesidad de llegar a un «grado alto» de vacunación de la población en los destinos turísticos tal y como han hecho otros competidores con el resultado de un aumento importante de reservas.

Por su parte, José De Luna lamentó que el ayuntamiento de Muro, al que definió como «payés», todavía no haya instalado los servicios playeros como sí ha hecho el vecino municipio de Alcúdia, «con la cabeza más puesta en el turismo». Aseguró que su hotel, que ayer iniciaba la temporada, recibirá a 600 clientes en unos días.

Compartir el artículo

stats