Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nuevo varapalo judicial contra Escorca que ratifica la nulidad de urbanizar es Guix

Ahora hay la posibilidad del recurso de casación

Recreación de cómo iba a quedar una urbanización que nunca se llegó a materializar.

Recreación de cómo iba a quedar una urbanización que nunca se llegó a materializar. DM

De nuevo, la Justicia da la razón al Consell de Mallorca con la protección de es Guix. El Juzgado de lo Contencioso número 3 de Palma desestima el recurso de apelación interpuesto por el ayuntamiento de Escorca y, en consecuencia, ratifica que la institución actuó de forma correcta cuando impugnó la licencia concedida por el Consistorio a una constructora para ejecutar un proyecto urbanístico que contemplaba 105 viviendas, locales y garajes en la urbanización de es Guix.

La consellera insular de Territorio, Maria Antònia Garcías, celebra que la Justicia les haya vuelto a dar la razón porque el juzgado ha ratificado que la licencia era nula. Por lo tanto, el Consell tomó una buena decisión impugnándola. «Se actuó de forma correcta tanto a nivel de territorio como a nivel urbanístico. La Justicia ha ratificado que la licencia era nula. Es la segunda vez que así se dicta», celebra la titular insular de Territorio.

De todas formas, la segunda lectura de dicha sentencia tiene un carácter más simbólico. «Seguimos trabajando en la línea de protección del territorio de Mallorca pero en particular de la Serra, especialmente este año que celebramos el décimo aniversario de su declaración como patrimonio mundial de la UNESCO». «Es muy importante seguir con la protección de unos terrenos que han sido declarados Patrimonio Mundial. Una macrourbanización en es Guix no va en la línea de protección del patrimonio de la Serra de Tramuntana», recalca Garcías, que entiende esta sentencia como «un regalo de aniversario».

Además de que se le impone las costas de esta apelación, contra la presente sentencia cabe recurso de casación en el plazo de 30 días tras su notificación. «Ahora quedamos a la espera de ver si el ayuntamiento de Escorca decide o no emprender el recurso de casación pero lo que está claro es que la licencia era nula, que debía ser nula y la decisión del Consell fue correcta porque cuando se otorgó la licencia una condición necesaria es que contaran con todos los servicios y este requisito no se cumplía», recuerda.

Cronología

Cabe recordar que el proyecto de urbanización de es Guix causó hace una década una gran controversia política entre el Consell de Mallorca y el ayuntamiento de Escorca, que perseguía autorizar la creación del que fue denominado el «pueblito» de Lluc al que la Justicia cierra definitivamente las puertas a su desarrollo.

La cronología se remonta a 1993 cuando el ayuntamiento de Escorca aprobó una regulación urbanística que clasificaba es Guix como suelo urbano. Más tarde, en época del alcalde Antonio Gómez se promovió la urbanización con 105 viviendas. En junio de 2010, el pleno del Consell desclasificó es Guix por sus elevados valores paisajísticos y medioambientales y por el impacto desmesurado de la macrourbanización. Esta decisión provocó un procedimiento judicial. Así, en 2014, el TSJB avaló la decisión del Consell al desestimar el recurso presentado por el consistorio de Escorca contra la decisión de desclasificar es Guix. Luego, en 2016 el Supremo confirmó la legalidad de la desclasificación de los terrenos. En la sentencia se constata que «los terrenos a los que se refiere el proyecto carecían de urbanización completada, por lo que no podía concederse la licencia que por tal motivo se anula».

Además, en 2008 el Consell interpuso un recurso contencioso administrativo que solicitaba la nulidad de la licencia de obra otorgada en 2006 por el Ayuntamiento. En 2019, otra sentencia del Juzgado Contencioso número 3 anulaba la licencia de obras que en 2006 concedió el ayuntamiento de Escorca para ejecutar la promoción de 105 viviendas en es Guix. El Consistorio presentó un recurso que finalmente los tribunales han acordado desestimar.

Plan Territorial

El departamento de Territorio tiene el claro objetivo de que macrourbanizaciones como es Guix en pleno corazón de la Serra de Tramuntana no sean posibles. Por ello, la consellera insular Maria Antònia Garcías remarca que se está trabajando en una modificación del Plan Territorial de Mallorca [ya se ha comunicado y se ha hecho la consulta previa] que va en el sentido del crecimiento urbano. «Lo que regularemos es cómo se debe crecer, ajustando las hectáreas de crecimiento que podrá tener cada municipio. Es decir, volvemos a revisar estos mismos criterios para ajustar mucho más la posibilidad de crecimiento urbano», resume la titular insular de Territorio. «Estas urbanizaciones solo serían posibles si fuera posible crecer en suelo urbano de un Ayuntamiento. De cada vez estamos regulando más y aplicamos más criterios de paisaje y de territorio», sentencia.

Compartir el artículo

stats