Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Damiana Massutí Regidora del PSOE de Felanitx

«En realidad, el PSOE de Felanitx está controlado desde Palma»

«Me planteo denunciar el caso ante el Comité Federal de Garantías del partido», asegura

«En realidad, el PSOE de Felanitx está controlado desde Palma»

Regidora del PSOE de Felanitx. Massutí (Felanitx, 1988) era hasta el pasado mes de septiembre la responsable de Juventud y Fiestas del Ayuntamiento, hasta que la crisis interna de los socialistas locales, entre otras razones, hizo explotar el pacto de centro-izquierda en pedazos. Pasados unos meses, la joven concejala (procedente de una de las estirpes históricas del PSOE ‘felanitxer’), denuncia lo que pasó y que sigue sufriendo ‘mobbing’ por parte de su propio partido

¿Cómo se siente?

Políticamente decepcionada.

¿De qué manera vivió la crisis de gobierno que acabó con el pacto de centro-izquierda en el ayuntamiento de Felanitx?

Creo que fui la más perjudicada. Me sorprendió que se me acusara de ser la causante primero, y de que se me presionase para dimitir después.

¿Cómo sucedió todo?

El Pi y el Bloc per Felanitx empezaron a poner en duda el pacto de gobierno, nuestro portavoz había roto el secreto de las deliberaciones en la Junta de Gobierno, se tomaron ciertas decisiones de forma consensuada y luego Xisco Duarte se manifestó en público en contra de las mismas. Además hubo faltas de respeto hacia mí delante de todos y un desmedido afán de protagonismo, quería sobresalir más que el alcalde, lo que supuso una desconfianza entre los representantes de las distintas fuerzas políticas.

El 19 de agosto se hizo la primera reunión de evaluación del pacto. En ella, los representantes de El Pi y Bloc expusieron que, tras lo ocurrido, no veían posible que Xisco Duarte tomase la alcaldía en 2021 cuando le correspondía según lo acordado. En aquella reunión no se pudo llegar a ningún consenso, el ambiente era muy tenso y no se pudo seguir hablando con la calma necesaria para llegar a buen puerto.

¿Y entonces usted qué pinta en todo esto?

En esa reunión, tuve un rifirrafe con Melanie Mesquida en que las dos nos faltamos al respeto, al final de la discusión tuvo que intervenir el alcalde que, recordándome sus competencias, me pidió que abandonase la reunión. Todo aquello quedó en que Jaume Monserrat, a mi solicitud, me envió un escrito en el que se señalaban sus propias competencias. No fue a más.

Aprovechando este suceso y no queriendo asumir su parte de responsabilidad, mis compañeros quisieron hacerme aparecer ante todos, especialmente ante el PSOE de Palma, como la responsable de la inminente ruptura del pacto.

¿Le sorprendió?

Mucho. En esos momentos me sentí muy sola.

Y eso que su apellido va ligado al socialismo ‘felanitxer’…

Así es. Soy la que más sangre socialista tengo de todos, por así decirlo.

¿Me decía que quisieron echarla?

Sí. Quisieron que me marchara… pero me negué. El 24 de agosto Duarte me pidió que dimitiese por primera vez, me dijo que me había cargado el trabajo de los últimos cinco años, que Gracia González no iba a conseguir el Plan General de Ordenación Urbana y que él se quedaría sin trabajo.

Me exigió que no fuera a las reuniones políticas ni a las Juntas de Gobierno, pretendían que por abandonar mis funciones se me pudiese expedientar, pero yo no dejé de asistir a una sola reunión por responsabilidad hacia el pueblo.

Fíjese que en una reunión me presenté en el lugar y hora señaladas, sin saber que mis propios compañeros habían solicitado que se cambiase la ubicación para provocar mi ausencia. Al saber que se había hecho con ésta intención el alcalde suspendió la reunión, informando que lo hacía porque no le parecía humano hacerme esto. Yo me enteré de todo cuando llevaba media hora esperando en la puerta del Ayuntamiento sola sin saber qué ocurría.

Una de las ‘felanitxeres’ importantes en el partido es Mercedes Garrido. ¿Le ha dado su apoyo?

No, después de lo que le cuento hubo otra reunión con Garrido, Duarte y González en la Casa de Cultura en la que Garrido me volvió a exigir que dimitiese bajo la amenaza de expulsión del partido y de otras consecuencias peores. Llegaron a filtrar en prensa información falsa para seguir presionándome. Jamás escucharon mi versión o lo que el resto de partidos tuvieran que decir sobre el pacto, ya habían elegido su cabeza de turco.

¿Llegado a este punto, no pensó que realmente no valía la pena continuar?

No. Ni lo pensé entonces ni ahora tengo la intención de dimitir. Yo no soy culpable de la situación del partido ni del cambio de gobierno. Me metí en política para ayudar al municipio trabajando desde dentro. Aunque como le decía me he sentido muy desplazada, me considero una persona muy fuerte.

Supongo que la presión hacia usted no ha ido más allá.

A día de hoy, sigo recibiendo un trato pésimo por parte de mis compañeros, no me avisan cuando hay alguna reunión importante como la de hace unos días con Ports IB sobre el Moll Vell o la del Plan General entre otras. Es que ni se me informa. Por eso me planteo denunciar el caso ante el Comité Federal de Garantías para que actúen en consecuencia.

¿En manos de quién está ahora el PSOE de Felanitx tras la crisis y la pérdida del gobierno local?

Ahora mismo está en manos de una gestora que no se ha reunido más que una vez al completo, curiosamente la preside Gracia González, quien ha participado de todos los abusos que he contado. ¿Usted cree que los mismos que han creado los problemas pueden ser parte de la solución? Yo no, y así lo dije cuando se eligió la gestora. En realidad el PSOE de Felanitx está controlado desde Palma.

¿Entiende que Joan Aznar abandonase el grupo municipal y accediese después a formar gobierno local con PP y El Pi?

Los que formábamos parte de aquel pacto de gobierno sabemos lo que ocurría en realidad. Él venía avisando a la dirección de Palma… pero no le hicieron caso. Creo que es algo en lo que deberían reflexionar.

¿Continuará en política cuando acabe la legislatura?

A mí las injusticias me hacen más fuerte. Siento rabia por lo que ha pasado y está pasando en el PSOE de Felanitx, pero quiero creer que en política no todo el mundo es así. El PSOE local se merece y puede tener representantes dignos. Esta ha sido una mala experiencia de la que hay que aprender.

¿Cuándo está prevista la elección del nuevo secretario general del partido en Felanitx?

Palma lo va a elegir a dedo, controlan la agrupación, tanto Duarte como González, ya han conseguido puestos supramunicipales en el Govern, el clientelismo es evidente, y nadie muerde la mano que le da de comer. Yo no necesito un cargo porque tengo mi trabajo… me presenté para trabajar por Felanitx, nada más.

¿Qué necesita Felanitx social y económicamente hablando?

Por las circunstancias que nos ha tocado vivir, existen muchos problemas, el sector del comercio y el de la hostelería han salido muy perjudicados y el Ayuntamiento tarda en ejecutar políticas y las que realiza no son útiles, se necesitan ayudas directas a estos sectores. El centro de Felanitx debería cambiar de imagen, lo tienen abandonado y es poco atractivo, están gastando el superávit en cosas que no son prioritarias y que no benefician al conjunto de la ciudadanía, son cosas que sólo aprovecharán unos pocos y lo hacen por ganar votos entre algunos colectivos.

Estamos en el Moll Vell. ¿Entiende la indignación de los vecinos con el proyecto de Ports?

Yo propuse hacer una reunión con el conseller de Ports, que nos informasen y poder trasladar toda la información a la militancia, que se conociese el proyecto por los que lo iban a ejecutar, pero el PSOE de Felanitx solamente cuenta con la militancia cuando le interesa. No estoy en contra de las obras de reforma, pero hay que conocer exactamente cuáles son y cómo se quieren llevar a cabo, para tranquilizar a la ciudadanía. Yo quería que se incluyese a compañeros en la comisión de seguimiento de las obras del puerto, lo pedimos, pero como siempre avisan cuando ya está la reunión en marcha y no invitan a nadie a asistir, a mí tampoco me lo dijeron a pesar de ser del grupo municipal.

Compartir el artículo

stats