Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hoteleros y comerciantes de Calvià: «Necesitamos que haya temporada turística»

Solo entre un 40 y 60% de la planta hotelera abrirá sus puertas, previsto para mediados o finales de junio

Un hotel cerrado de Magaluf, luce el cartel de 'SOS Turismo'.

Un hotel cerrado de Magaluf, luce el cartel de 'SOS Turismo'.

«Necesitamos que haya temporada turística. Otro verano como el pasado sería catastrófico». Son palabras de Mauricio Carballeda, presidente de la asociación hotelera de Palmanova-Magaluf, quien, al igual que el resto de hoteleros, comerciantes y empresarios de Calvià, observa con detalle lo que ocurre en los países vecinos con la esperanza de que confíen en la isla como destino turístico seguro.

Con la mirada puesta en la temporada 2021, el sector turístico y empresarial calvianer se muestra muy cauteloso y afronta el verano con incertidumbre. «El año pasado tuvimos muy buenas noticias y al día siguiente se estropeó, cuando se impuso [en agosto] la cuarentena al mercado británico», recuerda Carballeda.

Los que esperan abrir sus puertas -se estima que el inicio de la temporada se retrase hasta mediados o finales de junio- andan con pies de plomo. Hablamos de la mitad de la planta hotelera (entre un 40 y un 60%), ya que el resto se ha plantado al no poder hacer frente a los gastos derivados de la pandemia del coronavirus. En cuanto a los comerciantes, entre un 15 y un 20% ha desistido de abrir sus puertas, lo que se traduce entre 350 y 500 establecimientos calvianers, según Pepe Tirado, presidente de la asociación de comerciantes turísticos Acotur.

«El panorama es desolador para muchas familias. Necesitan trabajar», coinciden en destacar desde el sector turístico. En un municipio como Calvià, donde la mayoría de la población vive del turismo de manera directa o indirecta, ‘salvar’ esta temporada es crucial. «No aguantarán otro invierno así», sostiene Tirado.

Por ello, con la maquinaria puesta en marcha para arrancar la temporada turística, desde los agentes sociales y económicos del municipio esperan que la isla mantenga la baja incidencia de casos de covid-19 y los mercados emisores nos consideren una ‘zona verde’. En palabras de Carballeda, es «muy buena noticia» que Reino Unido (mercado emisor por excelencia en Calvià) separe por zonas el riesgo epidemiológico, dejando a las islas al margen de la incidencia del resto de España. «El objetivo es que nos consideren una ‘zona verde’ y el turismo venga a nuestra isla», añade Carballeda.

En cuanto a las duras medidas impuestas por el Ejecutivo autonómico para controlar la pandemia, el presidente de la asociación hotelera de Palmanova-Magaluf asegura que hay que hacer lo que sea para mantener el nivel de incidencia bajo. «Necesitamos que haya temporada, así que hay que hacer lo que sea para que la haya», insiste.

Por su parte, Tirado defiende que las medidas deberían ser «más suaves» porque «hay mucha gente que lo está pasando realmente mal», sin dinero para pagar el alquiler, el autónomo o las facturas. Con el compromiso de la presidenta Armengol de que todo se hace para mantener un índice bajo de casos para mayo-junio, Tirado señala que resistirán: «Todo sea para ganarnos la confianza de los alemanes y los ingleses y tener temporada turística».

Según Carballeda, las claves pasan por ofrecer todas las alternativas posibles a los turistas (como disponer de PCR en las farmacias) y ser competitivos.

Piden aumentar la vacunación

Precisamente ayer, el líder del PP en las islas, Biel Company, se reunió con el sector turístico y económico de Calvià para analizar cómo se presenta la temporada 2021 en el municipio. Según Company, desde el sector le trasladaron su preocupación por la incertidumbre de la temporada, las condiciones de las ayudas del Govern y la falta de confirmación de la continuidad de los ERTE.

En palabras de Company, la ‘salvación’ de la temporada turística pasaría por el aumento de la vacunación. Así, según el líder del PP balear, el archipiélago debería «seguir el modelo de países como Italia o Grecia que sí están priorizando la vacunación de las islas turísticas, conscientes de la importancia para sus economías y nos están llevando la delantera de cara al inicio de la temporada».

Asimismo, Luisa Jiménez, portavoz del grupo municipal del PP en Calvià, sostuvo que el sector «necesita que se le ayude con la bajada de tasas e impuestos y promoción turística», ya que «son muchos los trabajadores y pequeños empresarios que están muy preocupados por las perspectivas».

Por otro lado, el Consistorio calvianer también se ha reunido a lo largo de este año con el sector para paliar los efectos de esta crisis. Entre las medidas que ha lanzado están las ayudas directas de 3.000 euros destinadas al sector productivo (el plazo finaliza el 14 de mayo), el aplazamiento en el pago del IBI, el recálculo de la tarifa de basuras o la bonificación del cien por cien de la ocupación de la vía pública, como mínimo, hasta el mes de junio.

Compartir el artículo

stats