Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern insta a mantener los materiales originales en el muelle de Portocolom

La comisión balear de Medio Ambiente informa a favor del proyecto de rehabilitación pero impone una serie de condiciones patrimoniales

Imagen de un reciente acto de protesta en Portocolom.

Imagen de un reciente acto de protesta en Portocolom.

En una resolución firmada el pasado 24 de marzo, la comisión balear de Medio Ambiente concluye que no es necesario someter a una evaluación ambiental ordinaria el proyecto de rehabilitación del Moll de sa Duana de Portocolom porque «no se prevén efectos significativos sobre el medio ambiente», aunque exige la «preservación total del muelle, escaleras, rampas y empedrados, restaurando estos elementos» y el mantenimiento de las características actuales, «reponiendo los materiales originales en la medida en que sea posible».

De esta forma, la comisión medioambiental dependiente del Govern asume las prescripciones incluidas en el informe emitido el pasado 22 de marzo por la dirección insular de Patrimonio del Consell sobre el proyecto. El informe medioambiental apunta que los trabajos de restauración deben ser dirigidos y ejecutados por «personal con la formación y la preparación adecuada (arqueólogos, maestros margers) tanto para los trabajos de desmonte como para su recolocación».

Asimismo, el dictamen de Patrimonio asumido por el informe de la comisión medioambiental deja claro que en los tres tramos del muelle que serán objeto de intervención por parte de Ports de les Illes Balears, entidad promotora de las obras, «deben numerarse y recolocarse todos los grandes bloques de piedra en su ubicación original», ya que, en caso contrario, «no podrá volver a montarse el conjunto». También obliga a seguir el mismo procedimiento en la escalera que debe desmontarse, según el proyecto.

Material incompatible

Además, los empedrados que se retiren «deben reconstruirse con las mismas losas, con especial atención a las juntas de las piedras, que deben hacerse con el material original (mortero de cal) y evitando un llenado excesivo». El informe también concluye que la losa de hormigón de 15 metros cuadrados y 50 centímetros de grosor que se prevé construir para albergar una grúa «es del todo incompatible con la conservación patrimonial del muelle», por lo que se insta a «buscar una solución que contemple la restitución y visualización de todas las piezas de piedra del muelle».

A nivel medioambiental, la comisión insta a evitar el vertido de sustancias contaminantes durante las obras y a evitar molestias a la población mediante un plan de vigilancia ambiental. También se recomiendan medidas para adaptar la infraestructura a las afecciones del cambio climático.

Compartir el artículo

stats