Junts Avançam, principal partido de la oposición en Pollença, presentó ayer un recurso de reposición contra la resolución de alcaldía que aprueba de forma definitiva el nuevo proyecto de reforma de la vieja ‘Peixateria’ ubicada en la Plaça Major de Pollença, con el argumento de que se trata de un proyecto totalmente diferente al previsto inicialmente.

Según este partido, el nuevo proyecto «se ha redactado con la excusa de las excavaciones arqueológicas que sacaron a la luz un cementerio de época musulmana, lo que supone ejecutar un nuevo proyecto que reduce en una tercera parte la ‘peixateria’ y aumenta considerablemente el antiguo ‘cuartelillo’, desvirtuando los edificios originales».

A su entender, el proyecto aprobado «no puede considerarse una modificación del anterior», que obtuvo una subvención por parte del Consell de Mallorca para su ejecución.