Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Malestar en Sineu por el incremento de multas a raíz de un nuevo radar móvil

La oposición critica que el presupuesto de 2021 refleja un aumento de 10.000 euros en la previsión de ingresos en concepto de sanciones de tráfico

Un cartel avisa a los conductores de la velocidad máxima en el vial de Sineu.

Un cartel avisa a los conductores de la velocidad máxima en el vial de Sineu.

La reciente instalación de un radar móvil en la vía de circunvalación que rodea la localidad de Sineu ha provocado un significativo incremento de las sanciones impuestas por la Policía Local a los conductores que superan los cuarenta kilómetros por hora, velocidad máxima que impera en gran parte del vial, aunque en algunos tramos más próximos a las zonas habitadas se reduce a los 30 kilómetros por hora.

El aumento de multas ha causado malestar entre los vecinos y ha motivado una interpelación de la oposición municipal en el último pleno de la corporación en el que aprobó el presupuesto del presente año. La formación Gent per Sineu preguntó al equipo de gobierno formado por PP y Ciudadanos el motivo por el cual en las cuentas de 2021 se registra una importante subida de la previsión de ingresos en concepto de multas y sanciones por parte de la Policía Local.

Fuentes de este partido explican que en el presente ejercicio el gobierno local espera recaudar hasta 35.000 euros por este concepto, una cantidad mayor a la prevista el pasado año, que era de 25.000 euros. Al parecer, se registra una media diaria de entre cuatro y cinco sanciones por exceso de velocidad. En algunos casos, se han impuesto cantidades de hasta 300 euros por superar en diez kilómetros el máximo permitido en el vial. «Pensamos que las multas deben tener un carácter corrector y no recaudatorio», señaló en el pleno el exalcalde Miquel Gelabert al respecto.

La mayor parte de los incumplimientos se producen en el tramo sur del vial, entre la carretera de Petra y el cuartel de la Guardia Civil, donde los vehículos pueden alcanzar mayores velocidades debido a la ausencia de pasos de peatones.

El alcalde Tomeu Mulet (PP) admitió que la instalación del radar móvil ha supuesto un incremento del número de sanciones, pero negó tajantemente que el objetivo del Ayuntamiento sea recaudatorio y que el control de la velocidad en el casco urbano de Sineu responde a una demanda de los vecinos. «En algunos casos se circula hasta 80 o 90 kilómetros por hora en zonas donde como mucho se puede ir a 40 km/h», aseguró el regidor.

Por otra parte, el pleno realizado de forma telemática aprobó los presupuestos de 2021 con los votos a favor del equipo de gobierno y en contra de Gent per Sineu, que consideró que las cuentas, que ascienden a 3,15 millones de euros, no reflejan la «cruda realidad» tanto actual como futura. El gobierno local defendió el carácter social que presentan.

Compartir el artículo

stats