Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Portocolom prepara movilizaciones contra las obras en el moll de sa Duana

El desencanto de los vecinos «es enorme» y se sienten «engañados» e «indignados»

En la declaración de BIC, piden que se reintegren el noray de piedra retirados.

En la declaración de BIC, piden que se reintegren el noray de piedra retirados.

Quince meses después del conflicto por las obras en el camino de sa Bassa Nova, la polémica vuelve a estar servida en Portocolom. «Indignación, impotencia y la sensación de haber sido engañados» es el ambiente que se respira tras la adjudicación del Govern «sin consenso» de las obras «que transformarán el muelle». «La adjudicación se ha hecho antes de que se reuniera la comisión participativa prometida por Ports IB a las entidades locales», alertan Salvem Portocolom, Arca, GOB, Terraferida, Amics dels Clossos, Més que Pedra y el Gremi de Margers que integran la Plataforma en defensa del Moll de sa Duana. «El desencanto es enorme», sentencian desde Terraferida en una semana de reuniones para perfilar la movilización. «Se han cumplido todos los tópicos de la mala política», lamentan y dejan claro que «no se dejarán engañar más». «Está claro que la participación ciudadana molesta pero tenemos la experiencia de que lo que ha hecho Ports IB en los últimos años en Portocolom han sido desastres».

La adjudicación de las obras, que durarán tres meses, ha sentado como un jarro de agua fría en Portocolom. Básicamente por la voluntad de todos los actores implicados para alcanzar un acuerdo, un acuerdo que se materializó en una reunión a finales de febrero donde se acordó la creación de una comisión «para rehacer el proyecto inicial e incorporar las enmiendas de las entidades». «La comisión no se ha creado ni se ha reunido y las obras se han adjudicado», denuncia la plataforma, que busca sumar todas las entidades del pueblo en la protesta. «Hay el convencimiento de que esta no la dejaremos pasar», avisan las entidades que prevén una participación elevada en la movilización porque «la gente está animada». Y es que el muelle «es lo más valioso que tiene Portocolom», por ello, esperan una «respuesta a la altura».

La preocupación de las entidades ha ido en aumento al ver que el Govern ha adjudicado las obras la empresa SERPRO-SUB S.L. por 260.000 euros, IVA excluido, la oferta más baja. Otro motivo del enfado es que la plataforma había presentado un listado con las empresas acreditadas para hacer este tipo de restauraciones y que en el concurso «ni si quiera se ha puesto como requisito que la empresa estuviera acreditada».

Protección

Además de la «llamada pública a la movilización» de las entidades, la Plataforma en defensa del Moll de sa Duana solicitan al Consell de Mallorca su protección como Bien de Interés Cultural (BIC) con la categoría de monumento ya que el muelle de la ribera y el espigón de Portocolom representan una «notable obra de ingeniería del siglo XIX con la técnica de piedra encajada que nos llega prácticamente intacta hasta nuestros días». Sus valores históricos y constructivos, esgrimen las entidades, la hacen merecedora de la declaración como BIC. Y es que el muelle era el exponente del puerto más importante del Llevant en el siglo XIX y pionero en Mallorca en la exportación de vino. «Los valores constructivos se mantienen en unos niveles altos de singularidad, integridad y autenticidad».

La plataforma ha presentado la solicitud de protección al Consell. En esta petición de BIC, también reclaman que el uso de este espacio continúe siendo mayoritariamente portuario y que la parte del empedrado quede exento de mobiliario urbano. «En ningún caso se puede colonizar por elementos como terrazas que comportarían la desnaturalización del espacio y la pérdida de los valores patrimoniales», avisan.

Exigen que cualquier intervención se haga con la misma técnica constructiva y que «cualquier cambio de sistema de cimentación debe contemplar el correcto drenaje de agua que se pueda filtrar entre las juntas y la preservación del sistema constructivo». Además, piden que se reparen «actuaciones aisladas llevadas a cabo incorrectamente» y se reintegren los norays de piedra retirados.

Ports IB

Ports IB explica que las obras se han licitado porque el proceso ya estaba abierto pero deja claro que los trabajos no empezarán hasta que el equipo de asistencia técnica liderado por Patrimonio del Consell redacte el protocolo de ejecución y que la comisión se pronuncie. Por ello, ayer comunicó al ayuntamiento de Felanitx y a las entidades la formación del equipo de arqueólogos y margers que planificará las obras. También piden que nombren a sus representantes en la comisión de seguimiento que quedará constituida en los próximos días.

Compartir el artículo

stats