Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La primera expedición de patata llega al mercado londinense

Las malas previsiones meteorológicas pueden afectar a la cosecha pendiente de recolectar

Las malas previsiones meteorológicas pueden afectar a la cosecha. J. PAYERAS

La primera expedición de patata de sa Pobla de esta campaña 2021 ha llegado este sábado a Reino Unido. La variedad Lady Christal es la más tempranera de las que se cultivan en Mallorca. Se trata de las primeras 23 toneladas que el portal exportador Mateu Export de sa Pobla ha situado en el mercado londinense desde que hace justo una semana se diera el ‘sus’ a la campaña de recolección del tubérculo de la mencionada variedad.

Se trata de una campaña que hace algo más de un mes se presentaba con ciertas incertidumbres a causa de las persistentes heladas que llegaron con la borrasca Filomena y los fuertes vendavales que esparció Ignacio, durante el mes de febrero. Además, existía la incógnita de cómo afectaría la aplicación del Brexit y la crisis a causa de la covid-19. Superadas las inclemencias climatológicas, que, sin duda mermarán la producción, otros dos factores externos y novedosos, como la crisis causada por el coronavirus y las posibles repercusiones del Brexit, abrían nuevos interrogantes sobre las consecuencias económicas que podrían tener de cara a la rentabilidad de la presente campaña.

Como resultado de las gestiones realizadas por la conselleria de Agricultura que pilota Mae de la Concha, el Gobierno británico aceptó flexibilizar las condiciones fitosanitarias que había dictado en su momento para la autorización de que los portales comercializadores de sa Pobla pudieran seguir vendiendo su producción al mercado británico, como venían haciendo desde mayo de 1927, fecha en la que se produjo la primera exportación de patata poblera de la variedad royal kidney a Inglaterra, gracias a la iniciativa del comerciante Pedro Antonio Aguiló de Can Pere Antoni.

En un principio, el Reino Unido había dictaminado que para autorizar la llegada a sus mercados de patata poblera se tenían que certificar ciertas normas fitosanitarias, entre ellas que las tierras de cultivo del tubérculo estaban libres de ciertas bacterias, conocidas como nemátodos. Un requisito imposible de cumplir, dado que las tierras de Mallorca tienen dichas bacterias como un mal endémico.

Refiriéndose a la flexibilidad tomada por el gobierno británico, el gerente de la firma exportadora Mateu Export, Joan Mateu, detalla que aun así «los portales exportadores deberemos cumplir con unos controles más estrictos para garantizar la calidad fitosanitaria de nuestro producto», al tiempo que puntualizó que dicha flexibilidad se había conseguido «gracias al esfuerzo de la Conselleria, de los productores, y a las presiones de nuestros clientes, ya que nuestra patata ha sido clasificada como producto de alta prioridad». Por lo que respecta a las exigencias del Brexit, Mateu manifiesta que su normativa «obliga a la elaboración de nuevas documentaciones, especialmente de certificaciones fitosanitarias, además de exigir unos determinados embalajes que garanticen tales condiciones sanitarias del tubérculo».

En cuanto a la calidad del producto y basándose en las 430 toneladas extraídas a lo largo de estos primeros siete días, según Mateu, esta puede considerarse «aceptable», al tiempo que prevé que las previsiones de producción global de la campaña, apuntan a que ésta será «más bien floja».

Preguntado sobre lo que más preocupa en estos momentos, de cara al futuro de la presente campaña, encaminada hacia Inglaterra y otros países del norte de Europa, Mateu responde que lo más preocupante es «la presión que ejercen sobre los mercados los países no comunitarios, que obtienen contingentes o autorizaciones sin límite de tonelaje, además de no pagar aranceles».

En cuanto a las posibles repercusiones que puedan derivarse de la pandemia del coronavirus, Mateu considera que todavía es pronto para opinar, ya que depende del comportamiento del consumidor, o sea de la demanda que tenga el producto, lo cual, de momento supone una incógnita.

Cabe señalar que la exportación de patatas desde Mallorca al Reino Unido supone el 70% del total de patata española que recibe el mercado británico.

Las malas previsiones meteorológicas para estos días pueden considerarse adversas para la todavía importante cosecha que resta para recolectar a lo largo de estos próximos meses.

Compartir el artículo

stats