Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El viaje a Praga robado a un instituto de Pollença

Alumnos de Bachillerato del IES Guillem Cifre de Colonya siguen sin recuperar los 34.000 euros invertidos hace un año en una aventura frustrada

Alumnos del instituto, durante una reciente actividad.

Alumnos del instituto, durante una reciente actividad.

A 57 alumnos y alumnas de primero de Bachillerato del instituto Guillem Cifre de Colonya de Pollença la pandemia les robó una de las mejores experiencias vitales que se pueden disfrutar en plena adolescencia: un viaje de estudios. Pero a la desilusión de no haber podido viajar a Praga en marzo de 2020 se suma la pérdida de todo el dinero que las familias de estos jóvenes habían ingresado en la agencia de viajes, una cantidad que suma 34.000 euros a razón de 600 euros por alumno.

Un año después del viaje frustrado, todavía no han podido recuperar el dinero ni saben si finalmente podrán hacerlo. Y es que Halcón Viajes, la agencia con la que gestionaron el viaje, desde el primer momento aseguró que el dinero que habían depositado los alumnos se había invertido en pagar los diferentes servicios del viaje, tanto el vuelo con la compañía Smartwings como el hotel, pasando por los desplazamientos internos. Y las diferentes gestiones realizadas por la agencia tanto con la compañía aérea como con el establecimiento hotelero no han sido fructíferos.

«Desde la agencia nos dicen que todo está igual, que la compañía aérea no ha devuelto el dinero y que el hotel de Praga está cerrado y no contesta a las llamadas», explica Joana Maria Bibiloni, presidenta de la Amipa del IES Cifre de Colonya. «Les contestamos que insistan y que si no contestan en el hotel que llamen a alguna sede administrativa de la empresa hotelera», añade.

Reclamación

Desde la agencia les dicen que el plazo de un año para la devolución del dinero todavía no se ha cumplido, pero lo hará el próximo 18 de marzo y los jóvenes ya no tienen muchas esperanzas en recuperar la inversión.

Hace unos meses registraron una reclamación ante la dirección general de Consumo, aunque tuvieron mala suerte porque el documento, registrado en el ayuntamiento de Pollença, no llegó a su destino . «Consumo nos dice que no tiene la reclamación y Pollença asegura que se registró», lamenta la presidenta de la Amipa, que ayer mismo se aseguró de que el Ayuntamiento volviese a enviar la queja para que esta vez sí llegue al Govern. Si esta gestión no tiene resultado, los afectados no descartan acudir a la justicia ordinaria para reclamar el dinero, aunque «preferiríamos no llegar a esta situación porque también es costosa», apunta Bibiloni.

El viaje estaba programado el 23 de marzo de 2020. Los alumnos habían ingresado 150 euros en noviembre de 2019 y el resto en enero de 2020. Cuando en marzo llegó el confinamiento y se prohibieron los desplazamientos, desde la agencia de viajes ofrecieron a los alumnos posponer el viaje a mayo y aceptaron porque entonces nadie imaginaba que las restricciones por la covid-19 durarían tanto. Al confirmarse que no habría viaje, la agencia les dio a elegir entre un bono para viajar más adelante o la devolución del dinero, y eligieron lo segundo. Un año después, los 34.000 euros invertidos se han extraviado y no se ha devuelto ni un céntimo.

Compartir el artículo

stats