Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Deià abonará tres millones de euros por la adquisición del palacete de Can Vallès

El edificio se destinará a alojar diversos servicios municipales de la localidad

Imagen del palacete de Can Vallès que pronto pasará a ser de propiedad municipal. DM

El ayuntamiento de Deià ha dado luz verde al presupuesto municipal de 2021 en el que gestionará 3,1 millones de euros en un ejercicio que estará marcado por la compra del casal de Can Vallès, ya que la aprobación de las cuentas permitirá que se pueda afrontar la operación. El presupuesto contó con los votos favorables de los cinco concejales de Agrupació DEIA y la abstención de los dos ediles de El Pi. Se da la circunstancia de que el coste de compra de la casa equivale al presupuesto que gestionará el municipio durante todo el 2021.

El consistorio deianenc abonará los tres millones de euros de la compraventa del palacete aportando dos millones del remanente de tesorería y un millón adicional procedente de un crédito bancario que el municipio suscribirá para completar el valor de la transacción inmobiliaria. El alcalde, Lluís Apesteguia, explicó en el pleno que la operación se llevará a cabo en el transcurso de este mes de marzo, una vez se apruebe la liquidación del año 2020 y se pueda ser incorporado el remanente al presupuesto. La adquisición del casal culminará una vieja aspiración del municipio, que llevaba años intentando adquirir el edificio en el que, en el futuro, instalará servicios municipales.

Reformas

Las cuentas de 2021 están marcadas por el incremento que supondrá esta operación, ya que el año pasado Deià gestionará dos millones de euros.

En el capítulo de Ingresos, Deià mantiene la misma previsión del ejercicio del año pasado. Se prevén unas entradas por valor de un millón de euros procedentes de impuestos directos, 60.000 euros por los indirectos y 493.601 euros del cobro de tasas. En cuanto a las transferencias que lleguen procedentes de otras administraciones, se han previsto unas entradas de 418.756 euros.

En cuanto a gastos, además de la compra de Can Vallès, las inversiones más importantes que detalla el proyecto de presupuestos es la compra de los derechos de autor de un estudio de toponimia de Deià, la reforma de la pista de tenis, la reforma del anfiteatro, la construcción de un nuevo depósito de agua, la ampliación de la red de alcantarillado en Son Bauçà, la reconstrucción de marges, la adaptación del punto verde a las nuevas necesidades, la reforma de la pista polideportiva y la reforma del gimnasio.

Ampliación de plantilla

El consistorio prevé ampliar su plantilla mediante la incorporación de un técnico que trabajará en el área de urbanismo así como en la partida destinada a la compra de productos de limpieza para hacer frente al incremento de gasto generado por las medidas anticovid.

Por otro lado, el ayuntamiento abonará a las empresas del municipio un total de 40.000 euros en concepto de ayudas para aliviar la situación que presentan por la pandemia económica del coronavirus. En el pleno en el que se aprobó el presupuesto, el alcalde informó del inminente pago de estas ayudas, que corresponden a una primera línea que se aprobó en el pasado ejercicio. Por consiguiente, en los próximos meses las empresas, negocios y autónomos de Deià podrán acogerse a otra línea de subvenciones a través del plan ‘Reacciona’ que promueven Govern, Consell y ayuntamiento. Según Apesteguia, estas ayudas podrían materializarse en el mes de junio.

El hogar del secretario del Arxiduc

El casal de Can Vallès adquirido ahora por el ayuntamiento de Deià perteneció a Antoni Vives, secretario del Arxiduc Lluís Salvador. La configuración actual del edificio responde a una reforma realizada a finales del siglo XIX y principios del XX sobre una edificación anterior. Su carácter es ecléctico y mezcla elementos regionalistas con otros de carácter italianizante e incluso neogótico.

Hace unos veinte años, el casal de Can Vallès estuvo a punto de ser transformado en un hotel de lujo tras haber sido adquirido por el grupo inglés Andover S.A., con capital catalán. Incluso se llegó a presentar un proyecto arquitectónico. La particularidad del establecimiento, que nunca llegó a ser una realidad, residía en que las diez habitaciones que estaba previsto habilitar iban a ser dedicadas al arte contemporáneo y bautizadas con el nombre de los grandes artistas del siglo XX.

Compartir el artículo

stats