Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lluc Mir, presidente del Gremi de Margers: «No somos talibanes de la ‘pedra en sec’»

«Si un técnico pensó que el pretil prefabricado en el corazón de la Serra era la mejor opción, realmente tenemos un problema»

Lluc Mir, presidente del Gremio de Margers: "No somos talibanes de la 'pedra en sec'" M. Mielniezuk

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Lluc Mir, presidente del Gremio de Margers: "No somos talibanes de la 'pedra en sec'" Rosa Ferriol

Deducimos que Iván Sevillano no sería el mejor director de la Escola de Margers…

Los consellers y conselleras van y vienen. Son la cabeza visible pero detrás hay todo un sistema de funcionamiento, especialmente en el Consell. Sevillano es el titular de Carreteras y la Escola de Margers depende de Medio Ambiente. Todo es la misma institución y precisamente lo que queremos denunciar es que hay una falta de coordinación en el Consell, que han admitido. No puede ser que la conselleria de Medio Ambiente se encargue de la Ruta de Pedra en Sec, apueste por la Escola de Margers y, a su vez, otro departamento, el de Carreteras, se dedique sistemáticamente desde hace 20 o 30 años, independientemente del conseller o consellera, a hacer unas obras en piedra que dejan mucho que desear y que no tienen nada que ver con lo que se hacía antes. Por sistema, en las obras públicas los estándares son muy bajos. Hay una equivocación de raíz. Los técnicos e ingenieros que redactan el proyecto desconocen el oficio.

Habla de ‘paret seca’ y de ‘paret verda’...

Sí, porque hay una confusión. Desde el principio se han pensado que exigíamos que el pretil de la carretera de Sóller se hiciera en seco. No es así. No me cansaré de repetirlo. Denunciamos que no estaba bien hecho y que no respetaba el oficio y las tipologías propias del entorno. Incidimos en que los muretes de las carreteras de la Tramuntana proyectados en el siglo XIX están hechos con una técnica que en la construcción mallorquina se llama paret verda, son piedras y morters de cal, grava y tierra. Una paret verda no es una paret seca. Nuestra exigencia es que se respetara la tipología que había antes.

¿Y son resistentes? Sevillano justificó los falsos ‘marges’ porque era inviable construir ‘paret seca’ sobre el asfalto...

¡Claro que son resistentes! Tienen una gran confusión. De hecho, hemos tenido esta semana una reunión con Presidencia y se lo explicamos. Los margers hoy en día aprendemos a trabajar en sec porque es una técnica más difícil, la clave para que sea resistente está en la técnica y en la colocación. Para ser marger debes dominar el trabajo en sec pero en pleno siglo XXI el mercado laboral no es solo trabajar en sec, también trabajamos con morter y cemento. Debes dominar las dos técnicas, por lo tanto, que no nos identifiquen como talibanes de la pedra en sec porque se equivocan. Defendemos la pedra en sec y todos los elementos de piedra, sea en sec o en verd. Es muy importante divulgarlo para que se entienda la diferencia porque el conseller ha insistido mucho en que no se puede hacer en sec. Y es que no lo hemos exigido en ningún momento.

«No somos talibanes de la ‘pedra en sec’»

Explíquele al Consell si se pueden hacer o no muros de piedra en los laterales de las carreteras de la Serra.

El error fundamental es que Sevillano consideraba que nosotros lo queríamos en sec. Nunca lo hemos exigido. Nuestra exigencia es que se hiciera bien. Si un técnico pensó que los pretiles prefabricados eran la mejor opción en el corazón de la Serra, repetimos, el problema está en la raíz. Es completamente necesario hacer un manual de buenas prácticas redactado por el Gremi de Margers y unos cursos de formación en patrimonio, pedra en sec y estructuras de piedra. Y de cara al futuro establecer unas guías que sean obligatorias. El proyecto del marge de Estellencs era fantástico, impecable porque el ingeniero se asesoró con nuestro gremio pero luego ni el Consell ni el Ayuntamiento obligaron a la empresa constructora a cumplir estas obligaciones y el marge es deficiente desde la base hasta el final. No durará, se caerá. Está en la Ruta de Pedra en Sec, por ese motivo, tiene más delito.

«Por sistema, en las obras públicas los estándares son muy bajos. Hay una equivocación de raíz»

decoration

¿Lo que sí se exige es que los ‘marges’ estén hechos por ‘margers’?

Los marges los deben hacer margers. Si pones mano de obra no cualificada, el resultado no tiene nada que ver con una pared tradicional porque hay falta de técnica. Nos entristece que el oficio se vaya desvirtuando, perdiendo y que en las obras públicas se haga peor de lo que hacían los bisabuelos margers porque esto significa que estás degradando un oficio tradicional y reconocido por la Unesco. Es un tesoro que debe cuidarse más. No se cuida demasiado.

Precisamente, la indignación del gremio con los pretiles prefabricados viene por las promesas del Consell para acallar las denuncias en el caso de Estellencs y llenarse la boca con una Escola de Margers. ¿Qué se exige?

¡Exacto! La primera demanda del gremio es que se vuelva a abrir la Escola de Margers. La formación es clave. Para volverla a abrir era imprescindible que hubiera una cualificación profesional. Dejaron de existir por una falta de titulación. Tres miembros del gremio hemos sido los redactores de esta cualificación dentro del grupo de trabajo del Ministerio. Estamos orgullosos porque la cualificación de pedra en sec de nivel estatal se ha creado en Mallorca porque no hay otro sitio en España donde el oficio esté tan vivo y tenga tantos profesionales en activo. Hay tantos porque había escuelas de margers. La formación es fundamental. También exigimos la coordinación entre los distintos departamentos del Consell para que funcionen como uno. No puede ser que técnicos de Patrimoni vigilen que hayas colocado una teja correctamente y otro departamento de la misma institución instale pretiles prefabricados de mal gusto. La excusa de que sea de piedra no basta. Deben estar integrados en el entorno. La tercera demanda es la formación a los propios técnicos porque el problema está en la raíz de quien toma las decisiones. Son los propios ingenieros los que necesitan formación y el gremio siempre ha ofrecido este asesoramiento.

Lluc Mir posa en un ‘marge’ que está reparando en Randa.

Lluc Mir posa en un ‘marge’ que está reparando en Randa.

El argumento económico y de rapidez de Sevillano tampoco ayudó...

De 10 días ya hemos pasado a un mes. No es un argumento sólido porque si este argumento es bueno para la piedra, que lo apliquen a cualquier elemento de carreteras, que tiren el asfalto y no pasen el rodillo, que coloquen las farolas sin cables para que sea más rápido y más económico. No es una excusa. Se pueden hacer actuaciones más rápidas y más económicas pero con gusto. El resultado era horrible. Es un punto conflictivo, una carretera estrecha pero desde el primer día dijimos que preferíamos barreras de madera que prefabricados. Dijeron que no era posible y al final han puesto barreras de madera. El argumento de rapidez y economía no es válido y mucho menos en el corazón de la Serra de Tramuntana y mucho menos en el décimo aniversario de la declaración de la Unesco. Más que eventos de celebración, lo que queremos es que se abra la Escola de Margers para garantizar que en un futuro haya margers.

Esta vez denunciaron un desastre y lo pararon.

Han rectificado porque ha habido una repercusión pública. Si no hubiéramos protestado, hubieran hecho un muro de hormigón forrado de piedra. Hace 20 años que hacen lo mismo. Se ha convertido en un sistema de funcionar y no nos cansaremos de denunciar. Y eso que solo alzamos la voz en los casos más flagrantes. Estas actuaciones ponen en peligro el oficio. El problema es grave.

¿Qué consejo le daría usted a Carreteras?

Los técnicos que firman el proyecto desconocen el oficio. Son muy buenos pero en piedra el desconocimiento es brutal. Se puede hacer obra por obra. Si antes de ejecutar un proyecto, nos piden consejo, podemos formarlos. Lo esencial es la formación para proyectar correctamente.

¿Cómo ha afectado la polémica a su oficio?

Hemos salido reforzados porque hemos podido explicar a la sociedad nuestra opinión sobre todas estas actuaciones, que pasarían desapercibidas si no las denunciáramos. Pasa a diario. Solo queremos que formen a los operarios, ya que ahora ya existe la formación. Salimos reforzados. Si nos escuchan y se hacen pasos en formación de margers, técnicos e ingenieros, el futuro del oficio está garantizado.

¿Es un atentado a la Serra?

Es un atentado al buen gusto y un atentado al patrimonio y estas actuaciones ponen en peligro la propia declaración como patrimonio de la Unesco porque este reconocimiento no es eterno, implica preservar el patrimonio.

¿Cuál ha sido el papel de los técnicos de Patrimoni?

Ni los hemos visto. El problema es que no hay conexión entre departamentos.

Compartir el artículo

stats