El ayuntamiento de Algaida ofrece una subvención de mil euros a los negocios y servicios que se han visto obligados a cerrar sus puertas debido a la pandemia del coronavirus. El plazo está abierto hasta el jueves 25 de febrero.

En palabras de la alcaldesa de la localidad, Maria Antònia Mulet, estas ayudas van destinadas básicamente a bares, restaurantes y gimnasios que han tenido que cerrar de forma obligada por las medidas de prevención y control sanitario. Y el objetivo está claro: proteger, preservar y apoyar el tejido productivo y social para minimizar el impacto de la crisis derivada de la covid, y conseguir que, ya finalizada la alarma sanitaria, se produzca lo antes posible una normalización en la actividad económica local.

“Debemos tener presente que en Algaida destaca el sector de la restauración, y nuestra gastronomía y restaurantes son reconocidos por toda la isla y más allá de nuestras fronteras y son uno de los principales motores de la economía local”, ha subrayado Mulet.

La alcaldesa ha explicado que desde que comenzó la pandemia, el consistorio de Algaida ha llevado a cabo múltiples campañas de promoción y fomento de las pequeñas y medianas empresas de todos los sectores. “Tenemos muchas iniciativas en marcha que se irán sumando a esta convocatoria de ayudas directas para las empresas que se han visto obligadas a cerrar”, ha añadido.

Por el momento, esta subvención cubre los gastos del alquiler del local comercial así como los gastos corrientes (seguros vinculados a la actividad empresarial, combustible y mantenimiento de vehículos, luz, agua, préstamos hipotecarios de inmuebles o ‘renting’ de maquinaria, entre otros).

Unas ayudas que serán complementadas por el fondo mixto entre la administración local, el Consell de Mallorca y el Govern, que aportarán 40.000 euros más cada uno para poder seguir ayudando al tejido empresarial del municipio.