Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ca ses Monges de Pòrtol ya es municipal

El ayuntamiento de Marratxí formaliza el pago de 654.238 euros para la adquisición del edificio catalogado, futura sede sociocultural

Una imagen de la capilla del convento.

Una imagen de la capilla del convento.

El ayuntamiento de Marratxí compró el convento de Ca ses Monges de Pòrtol el pasado mes de diciembre, cumpliendo así el convenio firmado en el año 2018 por el anterior alcalde Joan Francesc Canyelles (Més). El actual alcalde, Miquel Cabot (PSOE), formalizó el pago pactado de 654.238 euros, firmando el contrato de compra con la administradora de las Hermanas Franciscanas, Magdalena Moragues.

Las religiosas que actualmente residen en el convento tienen el usufructo del mismo durante todo el tiempo que dure su estancia y el Consistorio se hará cargo de los gastos del suministro del agua y la electricidad, según consta en el contrato del año 2018.

Con esta adquisición, el Ayuntamiento, además de hacerse con la propiedad de un edificio protegido, también se ahorrará el pago anual de unos 20.000 euros por el alquiler de las instalaciones del centro de día ubicadas en el antiguo patio y otras dependencias que fueron utilizadas en su día por la escuela de las reverendas, así como también el Espai Jove de Pòrtol.

Vista de un patio interior existente en el edificio. | M. BOSCH

Las Reverendas Franciscanas llegaron al pueblo de Pòrtol el 9 de septiembre del año 1903 y se establecieron en la casa de Joan Capó, situada en la calle Major. Las tres primeras reverendas que se instalaron en Pòrtol fueron Sor Aurelia Rigo de S'Alqueria Blanca, Sor Eufrasia Perelló de Costitx y Sor Celeidora Palmer de Estellencs.

El 6 de septiembre de 1905 llegó la que sería la primera priora, Sor Maria Quiteira de Lloseta, que abandonó la localidad de Pòrtol el 26 de marzo de 1906 con destino a Llubí.

En el primer lustro del pasado siglo XX se inició la construcción por parte del pueblo de Pòrtol del actual convento en un solar cedido por el reverendo Joan Santandreu, que era misionero, inaugurándose el mismo, con la ocupación de las religiosas, el 27 de junio de 1905.

Otra perspectiva del convento adquirido por el consistorio. | M. BOSCH

Edificio catalogado

El edificio está catalogado, una circunstancia que también ha facilitado el acuerdo para su adquisición. El inmueble consta de dos plantas y un jardín en su parte trasera, así como una pequeña capilla, lugar en que los días laborables se celebra la misa.

El patio trasero está compartido entre las reverendas y los usuarios del centro de día. Una de las mejoras que ha conllevado la construcción del centro de día es la instalación de un ascensor compartido, que permite a las religiosas acceder a su área privada.

El inmueble está catalogado por su valor histórico. | M. BOSCH

La labor de las religiosas durante los 115 años que llevan en este convento es muy valorada en el pueblo, sirviendo al mismo como enfermeras y también como escuela, actividad que llevaron a cabo hasta el año 1984, cuando todavía tenían niños de 4 y 5 años. En el año 1989 las instalaciones escolares ya funcionaron únicamente como guardería, cerrando la misma en el año 2002 debido a las modificaciones legislativas.

El edificio de Ca ses Monges fue construido durante el primer lustro del siglo XX. | MIQUEL BOSCH

Cuando las religiosas abandonen el convento, una fecha que no tiene caducidad debido a la condición de usufructuarias que tendrán mientras vivan las tres religiosas actuales, el Consistorio pondrá en marcha el proyecto de reconvertir el antiguo convento en una sede sociocultural. Uno de los servicios que en un futuro se instalarán en el edificio será la biblioteca de Pòrtol, entre otros, pero antes deberá ejecutarse el proyecto de reforma del edificio para adaptarlo a las nuevas necesidades, una intervención que todavía no tiene fecha de inicio por el citado usufructo vitalicio.

Compartir el artículo

stats