Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell de Mallorca instala ‘marges’ prefabricados en la carretera de Sóller

El Ayuntamiento califica la actuación de «aberración»

Un camión cargado con los tramos del muro prefabricado que se colocará en la carretera.

El Consell de Mallorca está instalando unos muros de piedra prefabricados que imitan a los tradicionales marges en un tramo de la carretera de Sóller que sustituirán a los guardarraíles metálicos que hasta hace unos días protegían el tramo de la vía Ma-11 comprendido entre el núcleo urbano y la boca norte del túnel de Sóller. La actuación no ha gustado nada al ayuntamiento, que la califica de «aberración».

La actuación que ha suscitado malestar en el consistorio solleric afecta a un tramo de 150 metros lineales de la carretera que conecta Sóller con el túnel donde, desde el pasado lunes, se están realizando obras que requieren la regulación del tráfico mediante un semáforo. Se trata de un tramo sinuoso con numerosas curvas que discurre en paralelo al cauce del torrente del Coll de Sóller. Uno de los tramos de protección metálica de la carretera quedó dañado a consecuencia de un accidente de tráfico ocurrido meses atrás. La actuación promovida por el departamento de Carreteras de la institución insular consiste en sustituir la barrera metálica rota. Pero por primera vez en la Serra de Tramuntana, la institución insular lleva a cabo una actuación que consiste en sustituir el guardarraíl por una estructura prefabricada de cemento y piedra, que emula los marges tradicionales de la Serra de Tramuntana.

Precisamente el concejal de urbanismo y patrimonio de Sóller, Jaume Bestard, ha sido quien ha denunciado el malestar que ha generado en el ayuntamiento la instalación de los muros prefabricados que Bestard calificó ayer de «aberración». En su opinión estas estructuras «desentonan totalmente en una zona que está catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco», toda vez que afirmó que «si en realidad quieren sustituir los elementos metálicos por piedra, que hagan marges como tocan». Además apuntó la «incongruencia» que supone que recientemente las instituciones impulsaran la calificación profesional del oficio de marger «y después estos mismos organismos cometen estas barbaridades en una carretera de la Serra». Jaume Bestard aseguró que «el Consell hace lo que quiere en una zona tan protegida como la Serra y eso no debería ser así», por lo que exigió a la institución insular que no coloque los muretes prefabricados de los que ayer se colocaron las primeras piezas del tramo afectado.

«A toro pasado»

Bestard recriminó a la institución insular que «nunca informa al ayuntamiento de las actuaciones que realiza en las carreteras del valle» por lo que «siempre nos tenemos que enterar a toro pasado de actuaciones de dudosa calidad o estética como los paneles instalados en algunas carreteras o las paradas de buses».

El edil insistió en reivindicar que «las actuaciones que se realizan en las carreteras de la Serra deberían hacerse respetando la estética y las técnicas tradicionales», cosa que -concluyó- «no se está haciendo en la carretera de Sóller colocando marges prefabricados».

El consistorio ya fue muy crítico cuando en pleno confinamiento el Consell instaló dos grandes pantallas informativas en la carretera Ma-10 en las inmediaciones de Sóller. En ese momento, el ayuntamiento reclamó su retirada, aunque la institución insular no lo tuvo en cuenta.

Compartir el artículo

stats