Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marratxí intentará convencer a AENA para cambiar la ubicación del parque fotovoltaico

La parcela ha sido utilizada por los residentes de la zona durante más de cuarenta años

El solar donde se proyecta el parque fotovoltaico es el principal pulmón verde de la zona. | MIQUEL BOSCH

El solar donde se proyecta el parque fotovoltaico es el principal pulmón verde de la zona. | MIQUEL BOSCH

Crece el malestar vecinal por la instalación de un parque fotovoltaico en Son Bonet. Este proyecto, que está en la fase de exposición pública previa a la recepción de alegaciones, tal como ayer publicaba el Boib, ha generado las críticas y protestas de los vecinos de Es Pont d’Inca y de Es Pla de na Tesa, en el municipio de Marratxí.

En declaraciones a este periódico, el alcalde Miquel Cabot reconoce que el Consistorio no tiene potestad legal para poder prohibir este proyecto. Aún así, sentencia, continuará trabajando por los intereses de los vecinos para intentar convencer a AENA del cambio de ubicación del parque y seguirá luchando por que el impacto sea el menor posible.

De todas maneras, el regidor destacó que gracias a las negociaciones, AENA ha modificado el primer proyecto cediendo un espacio a los vecinos para que puedan continuar haciendo uso de parte del solar donde se ubicará el parque número 1. A pesar de ello, el Consistorio considera que esta contraprestación no es suficiente y seguirá reclamando un mejor trato por parte de AENA.

Cabe recordar que en una reunión informativa organizada en marzo del año pasado por los vecinos de Es Pla de na Tesa ya dejó clara la oposición del Consistorio al proyecto. Algo que se ha reafirmado ahora ya que en la sesión plenaria de esta semana se aprobó la moción del PP en la que el Ayuntamiento «se declara contrario a la implantación de un parque fotovoltaico en Son Bonet» y aboga por instar a AENA a renunciar a la instalación de este parque en los terrenos previstos. La moción conquistó el voto de todos los partidos y, por esta razón, se decidió presentarla como declaración institucional.

El solar que defienden los vecinos es donde se ubicará el campo 1, con una extensión de 125.394 metros cuadrados. Actualmente este solar está catalogado en las Normas Subsidiarias de Marratxí como Espacio Libre Público, a pesar de que AENA sea su propietaria. Precisamente, este espacio ha sido utilizado por los vecinos durante más de 40 años. Incluso en los años 70 albergó el terreno de juego del equipo local de Es Pla de na Tesa hasta la construcción del nuevo campo de Can Gaspar. Durante estos años, como todo el recinto de Son Bonet, estaba sin vallar. Actualmente, está separado de todo el recinto del aeródromo por un vallado, junto al cual el consistorio construyó un camino peatonal que va desde Cas Capità a Es Pont d’Inca.

Alegaciones

Por su parte, Més per Marratxí presentará alegaciones en contra del proyecto al entender que la parcela donde se proyecta el parque es el único espacio que sirve de oxígeno entre Son Bonet y Es Pla de na Tesa, con una población superior a los 3.000 habitantes.

Esta parcela es utilizada como espacio verde por la ciudadanía y ha servido durante años para compensar las molestias del aeródromo a los vecinos de la zona.

Igualmente, Més va a solicitar a la comisión de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana del Senado la presencia del presidente y consejero delegado de AENA, Maurici Lucena Betriu, para que les informe sobre la ubicación elegida para llevar a cabo este proyecto fotovoltaico de Son Bonet. La formación tiene previsto formular cuatro preguntas relacionadas con el tema.

El GOB defiende el solar como pulmón verde

El grupo ecologista GOB se posicionó ayer en contra del parque fotovoltaico previsto por AENA en Son Bonet al entender que el espacio donde se prevé tiene «un gran potencial como pulmón verde» en una zona de gran densidad de población y añade que AENA «dispone de otras superficies susceptibles de ser ocupadas por placas solares» sin entrar en disputa con un espacio de uso público necesario para los residentes.

Además, recuerda que el espacio fue planteado hace años por el Ayuntamiento como base de un proyecto de ordenación paisajística que contemplaba la plantación de un pinar mediterráneo con 1.875 árboles. El GOB considera necesario «recuperar espacios como el de Son Bonet para impulsar proyectos de renaturalización» que potencian la calidad del aire y aumentan la biodiversidad, entre otras ventajas.

Compartir el artículo

stats