El ayuntamiento de Llucmajor anunció el pasado miércoles, durnate el transcurso del pleno ordinario de la corporación, la creación de un «comité politicosocial» integrado por el Ayuntamiento y los representantes de todos los sectores empresariales que desarrollen su actividad económica en el municipio con el objetivo de impulsar un plan de acción para ayudar a las empresas locales.

El alcalde, Éric Jareño, explicó que la iniciativa ha surgido a raíz de una moción presentada por el grupo socialista de adhesión al Plan Reactiva que impulsa el Govern. El equipo de gobierno apoyó la propuesta de los socialistas, aunque instó a retirar la bonificación de la tasa de residuos «ante la imposibilidad de hacerla efectiva, tal y como alega el departamento de Intervención del Ayuntamiento».

La regidora de Hacienda, Pilar Bonet, explicó que la creación del citado comité todavía está en «fase embrionaria» y que se constituirá cuando se concrete la partida económica que puede destinarse a la iniciativa. El equipo de gobierno está a la espera de la liquidación de las cuentas municipales a finales del mes de febrero para conocer el remanente de tesorería disponible.

«La voluntad del Ayuntamiento es que sea un comité integrado por todos los representantes de los sectores productivos del municipio, y no solo los dedicados al sector turístico, porque consideramos que la crisis se ha cebado con muchos otros sectores de los cuales no se habla, y no solo con la hostelería y la oferta complementaria», añade la regidora.

Bonet apuntó además que el ayuntamiento llucmajorer «recogerá el sentir de cada uno de los sectores para evaluar sus necesidades específicas y, a posteriori, crearemos un plan de acción que ayude a paliar los efectos de esta pandemia».