El ayuntamiento de Inca aplicará a partir del lunes 1 de febrero una profunda reforma circulatoria que afectará a diversas calles del centro de la ciudad que dejarán de ser transitables de forma provisional con motivo de la fase final de las obras de la Plaça Mallorca. Así, el lunes quedará prohibido el paso de vehículos por la céntrica calle Barco, por lo que se aplicarán cambios importantes de circulación en vías próximas como las calles Mostra y Jesús, por las cuales también se prohibirá el tráfico general, aunque los vecinos podrán acceder a sus aparcamientos.

Por otra parte, para acceder al centro de la ciudad desde la Avinguda de Lluc no podrá hacerse por la calle Bartomeu Coc. La alternativa es girar a la derecha por la calle Fonteta. En cambio, para ir en dirección Alcúdia o Palma los conductores deberán girar por la calle Formentor, en el cual se modificará el sentido de la circulación del primer tramo.

Asimismo, si la circulación se realiza desde la calle Campana y la Plaça de l’Orgue hacia la Avinguda de Lluc, de forma obligatoria habrá que girar hacia la izquierda después de la Plaça d’Orient. También podrá circularse por las calles Sa Font y Glòria.

La calle Barco, que será cortada a la circulación a partir del próximo lunes, también será objeto de obras por parte del Ayuntamiento.  En esta calle que nace en una de las esquinas de la Plaça Mallorca está prevista la renovación de todos los servicios. Entre otras actuaciones, se cambiarán las conducciones de aguas residuales y se realizarán mejoras de modernización en la red del agua potable. Por otra parte, el proyecto contempla también la renovación del pavimento de la zona, que se empedrará en consonancia con las obras que se ejecutan en la Plaça Mallorca. Las actuaciones tienen un plazo de ejecución de dos meses, aproximadamente.

En este sentido, el alcalde Virgilio Moreno señala que se trata de una actuación «totalmente necesaria» que «implica el corte de una de las calles principales de la ciudad; por ello hemos trabajado intensamente para habilitar rutas alternativas y paliar los problemas circulatorios que puedan surgir».