Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Maria destina 365.000 euros para comprar ‘sa Voltadora’

En 2007, el Consistorio firmó un convenio por el cual el PSOE cedía por 50 años a un precio simbólico la utilización de estos terrenos

Una panorámica de los terrenos donde se ubica la antigua ‘voltadora’ de Santa Maria.

Una panorámica de los terrenos donde se ubica la antigua ‘voltadora’ de Santa Maria. Miquel Bosch

El ayuntamiento de Santa Maria ha reservado una partida presupuestaria que asciende a 365.000 euros para comprar la conocida como sa Voltadora, situada en los terrenos de Can Adrià. Así lo decidió el último pleno municipal, en el que la oposición discrepó de esta operación.

Estos terrenos que albergan un velódromo (de ahí el nombre de sa Voltadora) fueron adquiridos en los años treinta a un particular por parte de trabajadores del pueblo que pertenecían a la agrupación socialista de Santa Maria, los cuales estaban afiliados al sindicato obrero UGT. Incluso, el Consistorio aportó la cantidad de cinco mil pesetas para ayudar tanto a la compra como a la construcción del velódromo.

Golpe de Estado del 36

No obstante, con el golpe de Estado de 1936 estos terrenos fueron requisados por la delegación nacional de sindicatos de la FET y las JONS.

Con la llegada de la democracia, el propietario de los terrenos puso un contencioso para que le fueran reintegrados, alegando que no había cobrado el importe total de la venta.

El Consistorio presentó otro contencioso para que la parcela fuera devuelta al pueblo de Santa Maria, ya que argumentaba que había sido comprada a partir de aportaciones de los afiliados a la agrupación socialista local, con sede en Can Querol.

Al final, el Consejo de Ministros del 16 de junio del año 2006 restituyó esta propiedad al Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Esto llevó al Ayuntamiento a firmar el convenio de 2007 mediante el cual el PSOE cedía por un periodo de 50 años y al simbólico precio de un euro al año la utilización y construcción de instalaciones deportivas en estos terrenos.

Ese acuerdo lo suscribieron la alcaldesa de la localidad de aquel tiempo, Rosa Vich, el entonces secretario general del PSIB-PSOE, Francesc Antich y el entonces apoderado socialista, Miquel Mestre Morey.

Normas Subsidiarias

El convenio dice textualmente que «las instalaciones deportivas deberán estar iniciadas en el plazo de los dos primeros años desde la aprobación definitiva de la revisión de las NNSS del municipio». Asimismo, «deberán finalizar dentro de 10 años desde la fecha de inicio».

En el supuesto de que el ayuntamiento de Santa Maria incumpla estos plazos, «el PSOE recuperará el uso del inmueble».

Los terrenos se ubican justo al lado del actual polideportivo y tienen una superficie de 12.371 metros cuadrados. El antiguo velódromo que se encuentra en el solar posibilitaría la ampliación de las actuales instalaciones deportivas municipales.

Históricamente, ésta ha sido una aspiración de los diferentes consistorios de Santa Maria desde la restauración de la democracia.

Este tipo de velódromos eran una estampa habitual en las localidades de la part forana de antaño. Unas instalaciones que servían para albergar competiciones y como puntos de iniciación en la práctica ciclista.

La mayoría, con el paso del tiempo, fueron cayendo en el olvido y en un estado de abandono total, para desgracia de los amantes de este deporte.

Compartir el artículo

stats