Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 160 familias piden ayuda a los servicios sociales para subsistir en Binissalem

La ausencia de fiestas por la pandemia ha permitido desviar fondos del presupuesto municipal a atender los casos de emergencia social

Más de 160 familias piden ayuda a los servicios sociales para subsistir en Binissalem

Más de 160 familias piden ayuda a los servicios sociales para subsistir en Binissalem

Además de una crisis sanitaria, estos diez meses de pandemia causada por el coronavirus también han provocado una fuerte crisis económica, tanto a nivel de empresas y comercios como a nivel de familias y particulares. Una situación que, en el caso del municipio de Binissalem, queda reflejada en las más de 160 familias que en los últimos meses se ven obligadas a solicitar ayuda, tanto a nivel económico como en provisión de alimentos, a través de los Servicios Sociales del Ayuntamiento.

Según detalló el alcalde de Binisslem, Víctor Martí (UxB), hay muchas familias en el pueblo que atraviesan una situación desesperada debido a que, al haberse quedado sin trabajo, no consiguen llegar a fin de mes y, como consecuencia de ello, no pueden pagar la hipoteca o el alquiler de la vivienda donde residen, o no pueden hacer frente a pagos de servicios tan necesarios como la electricidad.

Es por ello que el ayuntamiento de Binissalem ha tenido que aplicar una serie de ayudas económicas que pueden oscilar entre los 350 y los 1.000 euros, siempre dependiendo de cada caso y de cada situación de estas familias afectadas.

Martí explicó que de los presupuestos de 2020, aprobados recientemente por la institución municipal, la gran reducción aplicada en el área de Fiestas, pasando de los 200.000 euros que tenía asignados a principio de legislatura a los 50.000 en los que se ha quedado finalmente (también debido a que, a causa de las restricciones, no se han podido celebrar la mayoría de actos festivos) ha servido para que se pudiera destinar todo ese dinero a este tipo de ayudas de emergencia social que ahora tanto se reclaman por una parte de la población.

De hecho, añadió Martí, los presupuestos de 2020, aprobados casi ‘in extremis’, destacan por un aumento importante de las partidas destinadas a gasto social.

Devolución de impuestos

Sin dejar el tema de la crisis económica, en las últimas semanas ha causado malestar entre muchos empresarios y comerciantes del municipio del Raiguer que el Consistorio cobrase los impuestos de manera íntegra, como si nada hubiera pasado, cuando desde la institución municipal se había dicho que se les aplicaría un descuento para compensar la falta de actividad económica derivada de la pandemia sanitaria.

Según explicó el alcalde Víctor Martí, el error lo ha cometido la Agencia Tributaria al no haber tenido en cuenta el decreto que emitió el Ayuntamiento en relación al descuento que se tenía que aplicar a los comercios de acuerdo con el tiempo que han tenido que tener inactiva la empresa a causa de la pandemia y las restricciones.

En este sentido, el alcalde aseguró que ya se ha comunicado a la Agencia Tributaria que esta entidad deberá devolver, de oficio, la parte proporcional al descuento que se debía aplicar en los diferentes recibos de impuestos abonados por los empresarios del municipio.

Compartir el artículo

stats