Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manacor estrena un depósito videovigilado con capacidad para 50 vehículos

El alcalde Miquel Oliver destaca que el nuevo equipamiento permitirá «poner orden» a la problemática de coches abandonados en el municipio

El jefe de la Policía Local, Manel Prieto, y el alcalde Miquel Oliver, en el nuevo depósito.

El jefe de la Policía Local, Manel Prieto, y el alcalde Miquel Oliver, en el nuevo depósito. Ajuntament

El nuevo depósito municipal de vehículos de Manacor ya se ha puesto en marcha en unos terrenos municipales de 2.565 metros cuadrados ubicados en la carretera de Felanitx. El recinto cerrado se controlará con la ayuda de ocho cámaras de videovigilancia con grabador IP. Las obras para habilitar el nuevo depósito han tenido un coste de 150.675 euros.

El nuevo equipamiento municipal tiene una capacidad para 50 vehículos en la zona de aparcamientos. Su puesta en marcha permitirá vaciar la planta del aparcamiento subterráneo de la Plaça de Sant Jaume que se utilizaba en los últimos años para los vehículos custodiados. Ahora, el pequeño depósito ubicado en las dependencias de la Policía Local se destinará a los vehículos retirados de la vía pública por un plazo breve, mientras que el nuevo depósito se destinará a los vehículos abandonados o custodiados a largo plazo por las autoridades judiciales.

El alcalde de Manacor, Miquel Oliver, asegura que «con esta nueva instalación ponemos orden al problema de los coches abandonados». El regidor añade que «tenemos mucha demanda y poco espacio, y por este motivo ahora los coches estaban en la calle; molestaban e incluso suponían un peligro, pero ahora se irán retirando y podremos garantizar un mejor uso del espacio público».

El espacio, ubicado en la carretera de Felanitx, servirá para custodiar vehículos inmovilizados de larga duración

decoration

Coches abandonados

En este sentido, el inspector jefe de la Policía Local, Manel Prieto, explica que actualmente están localizados unos cincuenta vehículos abandonados en todo el municipio de Manacor. La Policía Local ha iniciado de forma urgente la retirada de todos los vehículos que pueden suponer un peligro para trasladarlos a las nuevas instalaciones municipales.

La puesta en marcha del nuevo depósito coincide con la entrada en vigor de la ordenanza municipal de retirada de vehículos, aprobada durante el pasado mes de septiembre y que por primera vez regula esta problemática en el municipio del Llevant.

La nueva ordenanza proporciona un marco jurídico para que el Ayuntamiento pueda realizar las actuaciones oportunas con el objetivo de solucionar una problemática que se ha ido incrementando en los últimos años.

La ordenanza prohíbe el abandono de vehículos en la vía pública o en cualquier espacio de propiedad municipal y fija una serie de sanciones para las infracciones que oscilan entre los 750 euros y los 1.500 euros en función del tipo de vehículo. Todas las infracciones son consideradas graves por la nueva ordenanza.

Compartir el artículo

stats