Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Proyectan tres parques solares en Llucmajor, que suman 22.750 paneles

Las instalaciones, que ocupan una superficie total de 106.000 metros cuadrados, se encuentran en periodo de exposición pública

Parque fotovoltaico en la finca de Son Corcó, situada en el municipio de Consell.

Parque fotovoltaico en la finca de Son Corcó, situada en el municipio de Consell.

La fiebre de las energías renovables en Mallorca no se detiene. A finales de este mes, han salido a exposición pública tres nuevos proyectos de parques fotovoltaicos en el municipio de Llucmajor (el de más extensión de Baleares), que suman una superficie total de 106.018 metros cuadrados y donde se repartirán un total de 22.750 paneles solares.

El pasado 24 de diciembre el Boletín Oficial de la Comunidad (BOIB) dejaba constancia de la apertura del trámite de información pública sobre la solicitud de autorización para tres parques denominados Marmota, Armadillo y Gorila.

A partir de ese momento, se abrió un periodo de 30 días para que las personas interesadas puedan examinar el proyecto y realizar las alegaciones que consideren oportunas. Los documentos pueden consultarse en la página web de la dirección de Energía y Cambio Climático del Govern.

El parque fotovoltaico de más extensión es el denominado Armadillo, situado en la parcela 5 del polígono 35 del término municipal. Se accede desde el Camí de Can Cabrians. De acuerdo al anuncio oficial hecho público por la conselleria de Transición Energética y Sectores Productivos, la ocupación prevista asciende a 52.036 metros cuadrados, sobre los que está previsto colocar 9.100 paneles solares de 550Wp (watio pico) de potencia unitaria.

El parque fotovoltaico más grande se llama ‘Gorila’ y tendría capacidad para 9.100 paneles solares

decoration

El proyecto liderado por Fotovoltaica Armadillo plantea unas instalaciones «de tipo desmontable, con una duración estimada de la instalación de 30 años desde su puesta en marcha», según puede leerse en el proyecto básico. Igualmente, los promotores enfatizan que «el conjunto de las instalaciones salvaguardará la condición rústica de los terrenos y la protección de las características generales del paisaje». El segundo proyecto en importancia es el llamado Gorila, que se extenderá sobre una superficie de 37.956 metros cuadrados y que contará también con 9.100 paneles solares.

Entidades ecologistas piden que se dosifique la utilización de suelo rústico para la colocación de estas instalaciones

decoration

La instalación, como consta en el proyecto básico, colinda con el Camí de s’Àguila y el Caminal dels Establits de Bennoc, en las parcelas 281 y 282 del polígono 44 de Llucmajor. El promotor es Fotovoltaica Gorila. El proyecto incluye que las parcelas elegidas se encuentran dentro de una «zona catalogada de aptitud fotovoltaica media y alta».

La tercera instalación para la que se ha abierto el trámite de información pública recibe la denominación de Marmota y estaría emplazado en las parcelas 209, 210 y 976 del polígono 42 de Llucmajor. En este caso, la planta ocuparía un total de 16.026 metros cuadrados, en los que habría hasta 4.550 paneles solares de 550Wp de potencia.

En los últimos tiempos, la proliferación de este tipo de instalaciones en suelo rústico ha abierto un debate en la sociedad isleña, alentado sobre todo por grupos ecologistas. Esta línea argumental sostiene que debería dosificarse la instalación en suelo rústico y potenciar el uso de cubiertas de edificios, polígonos y aparcamientos para albergar este tipo de instalaciones.

Compartir el artículo

stats