Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

‘Car sharing’: una movilidad verde y eficiente

Algaida, Santa Margalida y Muro son los primeros municipios de la isla en implantar la prueba piloto del vehículo público compartido para reducir así el número de coches en circulación

Jaume Lliteras se dispone a cargar el vehículo del ‘car sharing’ tras utilizarlo para desplazarse a Palma.

Jaume Lliteras se dispone a cargar el vehículo del ‘car sharing’ tras utilizarlo para desplazarse a Palma.

El vehículo público compartido llega a Balears. Algaida, Santa Margalida y Muro son los primeros municipios de las islas en implantar la prueba piloto del modelo de movilidad del car sharing, impulsado por la empresa automovilística Hyundai a través de su programa que se extiende por las zonas rurales y despobladas de la península, y que ha decidido aterrizar en Mallorca ante la buena respuesta que ha tenido hasta ahora.

Seguramente uno conozca modalidades de coche compartido como las apps que conectan conductores y futuros acompañantes con el mismo trayecto, y reducen así los costes del viaje. La particularidad de la iniciativa implementada por los tres municipios isleños es que el Ayuntamiento pone a disposición de sus vecinos un coche eléctrico de la marca nipona para que, en la medida de lo posible, sustituyan los viajes que hacen con su vehículo propio por este tipo de transporte público. «El gran objetivo es maximizar la movilidad sostenible con el uso del coche eléctrico y la reducción del número de vehículos en circulación. Si tres personas de Algaida trabajan en Palma, en vez de ir cada mañana con su automóvil particular pueden ir solo en uno, es más eficiente y menos contaminante», declara Jaume Lliteras, alcalde de Pina y Randa y regidor de Movilidad de Algaida. «Va enfocado sobre todo a las personas que utilizan su coche pocas veces al año, para que así solo viajen en este», añade el edil.

Uno de los problemas de implantar el car sharing eléctrico, según Lliteras, es la «psicosis» que sigue existiendo con este tipo de vehículos por el miedo a «quedarse tirado» ante la limitación de la autonomía. «Tiene una autonomía de más de 400 kilómetros y el límite para su uso es de 250 km, una cifra más pensada para la península, en Mallorca realmente se puede ir hasta donde sea», remarca el regidor.

«Lo probé a los pocos días de su puesta en marcha y la experiencia fue muy positiva. Es un coche moderno, equipado y el hecho de que sea eléctrico lo hace diferente», afirma Joan Capellà, un vecino de Algaida que fue de los primeros en hacer uso del vehículo público compartido. En su caso, por ejemplo, lo reservó para ir al hospital, y «si sabes con antelación trayectos que tengas que realizar, dispones de esta opción muy útil». Una opción que, en su caso, «sin duda» la volverá a utilizar.

Lliteras subraya que por ahora esta medida, implantada hace dos semanas, ha tenido una «gran respuesta» entre los vecinos, por lo que no se descarta la inclusión de más automóviles compartidos en un futuro. El fin de semana pasado, sin ir más lejos, estuvo ocupado durante todas las horas. Además, los primeros tres meses serán de uso gratuito, «para que el pueblo se anime a utilizarlo, conozca más cómo funciona y se empiecen a reducir el número de vehículos», y después su precio de alquiler variará según el tiempo para el que se reserve, aunque la intención es que «el coche rote lo máximo posible».

Ante la propagación del coronavirus y la continua entrada y salida del vehículo de diferentes ciudadanos, puede surgir la preocupación por la seguridad y la salud del usuario. Al ser un transporte público, ya que está impulsado por el Ayuntamiento, requiere el uso constante de la mascarilla aunque se viaje solo y el coche dispone de diferentes medidas de seguridad como la presencia de gel hidroalcohólico o de un pulverizador para que sea el propio usuario quien realice la desinfección.

Cabe destacar que, con este programa de movilidad de la marca japonesa, todas las gestiones se realizan vía Internet, con una app que permite reservar el vehículo, o abrir y cerrar el propio coche, por ejemplo. Así, la sostenibilidad y la digitalización son las marcas de esta iniciativa. Una iniciativa que parece que viene para quedarse.

Gran respuesta

Hace dos semanas que Algaida se ha sumado al car sharing y la respuesta de los vecinos ha sido muy buena. Para animar a la gente a utilizarlo, los primeros tres meses su uso será gratuito. Las reservas se gestionan a través de una app.

Compartir el artículo

stats