El Ayuntamiento de Capdepera y la Obreria de Sant Antoni han decidido suspender las Fiestas de Sant Antoni 2021 por las restricciones de movilidad y reuniones a las que obliga el repunte de casos en la Comunidad.

En una carta firmada por ambas instituciones, consideran esta decisión como una "triste y dolorosa situación que provoca la suspensión de los actos más tradicionales de nuestro municipio", al tiempo que imploran a Sant Antoni que "todo este año, que no sólo vele por los animales y la agricultura de nuestro pueblo, sino también que luche contra el 'Dimoni' ​​del coronavirus para doblarlo definitivamente ".

Para finalizar, el Ayuntamiento y la obra invitan al pueblo de Capdepera a celebrar Sant Antoni desde su casa, siempre cumpliendo con las normas vigentes y alentando los gabellins "a coger fuerzas para la futura celebración de San Antonio 2022, que seguro será recordada durante muchos años". "Hasta entonces, se requiere respeto y veneración a nuestra fiesta y a nuestro Santo. Visca Sant Antoni. Viscaa Capdepera", concluye la misiva.

"La situación de extrema gravedad que vivimos con un aumento importante de casos de covid hace que la responsabilidad vaya por delante de la fiesta"

Rafel Fernández - Alcalde de Capdepera

El alcalde Rafel Fernández y la concejala de Fiestas, Carmen Corraliza, coincidieron en señalar que "la situación de extrema gravedad que estamos viviendo en estos momentos con un aumento importante de casos de la covid en nuestra comunidad hace que la responsabilidad vaya por delante de las ganas de fiesta ".

Desde la Obreria de Sant Antoni, su presidente, Kiko Melis, ha manifestado: "Ésta ha sido la decisión más triste y mala de tomar que he tenido que afrontar desde que soy presidente de la entidad". Sin embargo, defendió la necesidad de adoptar esta dura decisión "por el bien colectivo".

Con el anuncio de Capdepera, ya son varios los municipios que han comunicado la suspensión de las fiestas más emblemáticas de la part forana. Localidades como Manacor, sa Pobla, Pollença, Son Servera y Artà ya han anunciado que en enero de 2021 anularán todas las celebraciones.