Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sineu busca pozos privados para abastecer al pueblo de agua potable de calidad

El alcalde Tomeu Mulet lamenta la «negativa» del Govern a canalizar el líquido de la red en alta desde el vecino municipio de Maria de la Salut

El agua de Sineu no es apta para el consumo humano.

El ayuntamiento de Sineu busca alternativas ante la falta de respuesta del Govern a la histórica problemática de falta de potabilidad del agua canalizada. Una de las fórmulas que el consistorio del municipio del Pla contempla es la búsqueda de pozos privados para extraer líquido de calidad, una iniciativa que el equipo de gobierno PP-Ciudadanos ha puesto en marcha «ante la negativa del Pacto» a ejecutar la canalización desde Maria de la Salut que permitiría al municipio consumir agua de la red en alta del Govern.

En este sentido, el alcalde de Sineu, Tomeu Mulet (PP), anunció ayer que «si el Govern no canaliza el agua hasta Sineu, optaremos por pozos privados, de caudal suficiente y de precios razonables». El regidor añadió que «ante la negativa del Pacto, nosotros ya estamos trabajando en otras fórmulas». Una de estas fórmulas es el sondeo de pozos privados para llegar a acuerdos con los propietarios que permitan la compra de agua que cumpla con los parámetros de potabilidad de los que carece actualmente el líquido que se distribuye en la localidad.

«Pueblos de segunda»

El alcalde expresa además su «preocupación» por los «retrasos» de la dirección general de Recursos Hídricos a la hora de conceder permisos para sondeos o extracción de agua y lamenta que la «prioridad» de la Agència Balear de l’Aigua i la Qualitat Ambiental (Abaqua) sea la de canalizar el agua hasta Manacor, «tratando a Sineu, Costitx o Lloret de Vistalegre como pueblos de segunda».

Mulet recuerda que una de sus primeras reuniones como alcalde fue con responsables de Abaqua, porque «nuestro compromiso es el de luchar tanto como haga falta para que Sineu pueda disponer de agua potable», ya que argumenta que «el agua que tenemos ahora no sirve ni para cocinar y la pagamos a precio de agua potable».

El problema de falta de potabilidad del agua que consumen los sineuers es histórico. Todas las analíticas que la empresa suministradora realiza de forma periódica detectan un exceso de nitratos en el líquido, por lo que de forma frecuente la concesionaria envía cartas a los abonados alertando de que el agua, además de no poder consumirse directamente, no es apta para cocinar.

Desde hace años, el pueblo del Pla aspira a recibir agua de la red en alta del Govern, por la que circula el líquido procedente de las desaladoras, sa Costera de Sóller y el acuífero de sa Marineta. Actualmente, está en marcha el proyecto para canalizar desde Maria de la Salut el agua hasta las poblaciones de Petra y Ariany, por una parte, y hasta Manacor, por otra, un proyecto que se ha activado en los últimos meses. No obstante, el resto de localidades del Pla de Mallorca con agua de mala calidad, entre ellos Sineu, deberán esperar. El ambicioso proyecto, con un presupuesto de 20 millones de euros, sigue en punto muerto.

Compartir el artículo

stats