Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell quiere instalar un semáforo en la carretera de Sóller, frente a Palmanyola

La institución sugiere reducir la velocidad máxima en la zona de Palmanyola a 50 kilómetros por hora

El cruce donde el Consell propone colocar el semáforo.

El cruce donde el Consell propone colocar el semáforo.

El Consell de Mallorca ha propuesto instalar un semáforo a la carretera de Sóller, a la altura de Palmanyola, para facilitar que los peatones que usan el autobús puedan atravesar la carretera sin peligro. La instalación del regulador de tráfico se complementa con forzar la bajada de la velocidad máxima de la carretera Ma-11 a su paso por la entidad local menor a los 50 kilómetros por hora.

El departamento de Carreteras del Consell ha citado para este jueves a los representantes de Sóller, Bunyola y Palmanyola a una reunión con el fin de consensuar las medidas que finalmente el departamento de Iván Sevillano ejecute en la carretera de Sóller, una vía que soporta un tráfico de 20.000 vehículos al día según datos de la propia institución.

La propuesta que ahora quiere negociar Sevillano parte de la demanda efectuada por Palmanyola que solicitó la implementación de medidas para salvaguardar a los peatones que cruzan la carretera para coger el autobús de línea. En un principio se barajó la posibilidad de también crear una rotonda que ha sido descartada.

Según la propuesta presentada por el Consell, se prevé habilitar un paso de cebra sobre un badén que conectaría la avenida de Sóller de Palmanyola con la parada de buses que está en sentido Sóller. Para garantizar la seguridad, el proyecto prevé la instalación de un semáforo accionado por un pulsador para que los peatones lo activen antes de cruzar la carretera. Además, la institución prevé rebajar la velocidad máxima en el tramo de Palmanyola, actualmente de 90 kilómetros por hora, a 70 y 50 kilómetros por hora respectivamente de acuerdo con la proximidad del semáforo.

La propuesta no ha gustado al ayuntamiento de Sóller, en tanto que el alcalde Carlos Simarro manifestó que “instalar un semáforo en la carretera de Sóller supone un grave peligro para el tráfico que puede dar pie a accidentes” ya que “es una carretera totalmente recta donde se puede circular hasta los 90 por hora”.

Simarro, además de oponerse a la propuesta del Consell, reiteró que “antes sería más necesario modificar los accesos a la rotonda de Son Castelló desde Sóller para quitar una chapuza que cuesta accidentes a diario”.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats