Impulsar el tren de Llevant es el reto del Govern. No será fácil. Hay dificultades a superar, mucho trabajo por delante y fondos económicos que buscar pero el conseller Marc Pons lo dejó claro: «Como Govern tenemos clara la importancia de este proyecto y nuestra voluntad es implicarnos en la petición de los cinco alcaldes». El conseller detalló ayer a los alcaldes y alcaldesa del Llevant la hoja de ruta que se ha marcado su departamento en el proyecto de ampliación de la línea ferroviaria de Manacor a Artà, una ampliación que seguirá el trazado previsto pero ya que hay que revisarlo se contempla la posibilidad de llevar el tren a la zona turística de Cala Millor. 

Los alcaldes de Manacor, Miquel Oliver; de Capdepera, Rafel Fernández; y de Artà, Manolo Galán; además de la primera edil de Son Servera, Natalia Troya, y la teniente de alcalde de Sant Llorenç, Dolors Sánchez, asistieron a la reunión solicitada junto con Tomàs Martínez como representante de la Plataforma Tren de Llevant. Su petición fue contundente: la necesidad del Govern de retomar un «proyecto muy importante para el Llevant» como es la llegada del tren. «Como Govern somos conscientes de la importancia que significa y de las reivindicaciones. Dentro de esta realidad, el nuevo reto es el de impulsar el tren de Llevant. No hacemos un proyecto nuevo. Recogemos uno que ya está redactado pero que requiere una actualización en cuestiones importantes y que hemos analizado con la plataforma y con los alcaldes», desgranó Pons. Y es que el primer paso para retomar el proyecto constructivo del tren es su revisión ya que han pasado casi 10 años desde que se paralizó.

El conseller avanzó que en la actualización del proyecto de la línea ferroviaria Manacor-Artà, aunque seguirá el trazado previsto, se podrían introducir variaciones como la llegada del tren a Cala Millor. «En el trazado inicial, el tren pasa muy cerca de Cala Millor pero no llega. Se trata de una zona turística de una importancia enorme. Cuando hacemos un proyecto de futuro, toca analizar si vale la pena modificar el proyecto para conectar Cala Millor y, así, dar respuesta a una de las principales zonas turísticas de Mallorca», puntualizó el conseller que también apuntó que será «imprescindible» revisar y completar la tramitación de la conexión desde la estación de Manacor hasta el inicio de la vía hacía Artà. 

El conseller Pons presenta la hoja de ruta a alcaldes y alcaldesas del Llevant y a la plataforma

Y es que en su momento se analizaron a través de un estudio informativo cuatro opciones pero se optó por la que sale de la estación, cruza Via Roma y discurre por el núcleo urbano de Manacor por el Passeig del Ferrocarril hasta enlazar la vía hacia Artà, que sería la parada en el tramo 1 de la línea a Artà. De hecho, el estudio informativo con la propuesta de recorrido por el Passeig del Ferrocarril ya pasó el trámite de la Comisión Balear de Medio Ambiente pero se debe contemplar la tramitación para poder abordar la redacción del proyecto básico y posteriormente el constructivo del tramo dentro de Manacor. «Tenemos trabajo que hacer con el alcalde de Manacor. Lo tenemos que hacer. Lo tenemos clarísimo», confesó Pons.

 El responsable de Movilidad aseguró que no es compatible, por pura cuestión de seguridad, mantener la Via Verda y recuperar la línea ferroviaria. «La Via Verda sale de un proyecto ferroviario que encaja a la perfección con la red ferroviaria. Es cuestión de prioridades», reconoció Pons que ya avanzó que los municipios y el Consell buscarán alternativas para mantener las rutas para senderistas y bicicletas, eso sí, «no será en el mismo trazado porque es inviable recuperar el tren y mantener la Via Verda».

Ahora, la Conselleria preparará un pliego de condiciones y encargará desde un punto de vista técnico la revisión del proyecto. «A partir de aquí, desde el acuerdo con los Ayuntamientos y la plataforma acabaremos convirtiéndolo en un proyecto actualizado y revisado para iniciar una tramitación que nos permita ejecutar las obras. Es tiempo y dinero que como recursos propios no tenemos. Hay trabajo que hacer y dificultades que superar pero tenemos clara la importancia de este proyecto», recalcó Pons que se mostró prudente a la hora de hablar de calendario. «Sabemos la hoja de ruta, los problemas a superar y lo que debemos pedir a los ingenieros. Quedan meses de trabajo por delante. Tenemos el calendario de salida y seremos transparentes en el ritmo de trabajo»

«Hay trabajo que hacer y dificultades que superar pero tenemos clara la importancia de este proyecto»

Y si no hay recursos propios para llevar el tren al Llevant, Pons no dudó en tocar la puerta de Madrid y Europa para conseguirlos. «Debo ser prudente pero cuando uno tiene el proyecto ejecutivo, tiene más opciones para conseguir fondos. Hablamos de una cuantía importante pero se convierte en una prioridad para el Govern. Daremos un paso tras otro sin pararnos y mantendremos reuniones con España y Europa para lograr fondos», sentenció.

Desde la Plataforma Tren de Llevant expresaron su satisfacción por el compromiso del Govern. «El proyecto se suspendió por cuestiones políticas», lamentó Martínez. «La plataforma se ha reactivado porque cuando puedan llegar fondos europeos será el momento adecuado para invertir en la comarca, apostar por una movilidad sostenible y por un proyecto de reactivación de la zona».