Podemos Alcúdia denunció ayer el «favoritismo político» que, a su entender, supone el decreto encargado por la alcaldesa de Alcúdia que «reconoce el uso turístico al botel» ubicado en el puerto deportivo de Alcudiamar. El partido morado califica de «incomprensible» la decisión de «legalizar el uso hotelero» porque «no vela por la conservación del ecosistema marino».