Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El exsocialista Quetglas será alcalde de Maria el día 30 con el apoyo del PP

Los dos partidos que presentan la moción de censura solicitarán celebrar el pleno en el polideportivo

Bernat Quetglas (X Maria), futuro alcalde, y Jaume Ferriol (PP), serán los nuevos socios.

Bernat Quetglas (X Maria), futuro alcalde, y Jaume Ferriol (PP), serán los nuevos socios.

Viernes 30 de octubre. A falta de confirmación oficial, es la fecha elegida para la convocatoria del pleno extraordinario en el ayuntamiento de Maria de la Salut que incluirá, como único punto del orden del día, la moción de censura pactada entre los partidos X Maria y PP para desbancar al actual equipo de gobierno integrado por El Pi y PSOE. El exsocialista Bernat Quetglas, hoy en las filas de la formación vinculada a Més, será el nuevo alcalde de Maria en sustitución de Biel Mas, de El Pi.

Precisamente, el futuro alcalde de la localidad del Pla, Bernat Quetglas, tomó ayer posesión del cargo de regidor en un pleno ordinario celebrado por la noche en el Casal de Cultura. A mediados de septiembre, el que fuera candidato a la alcaldía por X Maria, Guillem Jordà, que ya ocupó el primer sillón municipal por Més en la pasada legislatura, presentó su dimisión para facilitar el acuerdo entre su partido y el PP.

Cabe recordar que Quetglas será alcalde a pesar de que ocupaba el puesto número 12 (primero de los suplentes) en las listas electorales de X Maria en las elecciones municipales de 2019 y que, tras la dimisión de Jordà, todos los componentes de la lista decidieron renunciar a ocupar una silla de regidor en el pleno municipal. En total, ocho miembros de X Maria, además de Jordà, han dado un paso al costado para que Bernat Quetglas entre como regidor y sea elegido alcalde gracias al acuerdo con el PP. Los otros dos regidores de la formación vinculada a Més, Gabi Ferriol y Catalina Roig, también exsocialistas como Quetglas, mantendrán sus actas de regidor y pasarán a formar parte del nuevo equipo de gobierno.

El futuro alcalde Bernat Quetglas confirmó ayer a este diario, antes de la celebración del pleno, que con su incorporación al grupo municipal de X Maria «se han dado los pasos necesarios» para celebrar el pleno de la moción de censura, que en principio se convocará el próximo viernes 30 de octubre a las doce del mediodía en un espacio todavía por confirmar. Según añadió Quetglas, se está estudiando la posibilidad de que el pleno se celebre en el polideportivo municipal porque es el espacio más amplio, ya que la Casa de Cultura no reúne las condiciones necesarias que requiere una sesión de estas características, con una elevada asistencia de público. No obstante, el candidato a la alcaldía precisó que el Ayuntamiento deberá autorizar este emplazamiento.

Antes de la convocatoria oficial, todos los regidores de los dos grupos que han impulsado la moción de censura deben firmar la solicitud para convocar el pleno y registrarla en el Ayuntamiento.

A pesar de sus planteamientos ideológicos contrarios, X Maria y PP están convencidos de que la moción de censura es la única salida que tiene el Ayuntamiento para lograr una mayoría estable que permita gestionar la institución de forma más ágil. Una de las críticas más recurrentes lanzadas por los nuevos socios al actual pacto entre El Pi y PSOE, que ha gobernado en minoría desde el inicio de la actual legislatura, es la «paralización» de la acción de gobierno, además de la gestión económica que «por primera vez en veinte años se ha cerrado con déficit», según justificó en su día el portavoz del PP, Jaume Ferriol, que ocupará la alcaldía el último año de la legislatura.

En el bando contrario las opiniones son muy diferentes. El Pi y el PSOE creen que la moción se basa en «rabias personales» y en el «afán de poder» de los miembros de X Maria y PP.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats