Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alcalde de Felanitx rompe el pacto

“No cesaré a Joan Aznar”, responde a la petición del PSOE, que nombra una comisión gestora en la agrupación local

La comisión ejecutiva de los socialistas de Mallorca ha nombrado la gestora de Felanitx.

La comisión ejecutiva de los socialistas de Mallorca ha nombrado la gestora de Felanitx.

El pacto de gobierno en el ayuntamiento de Felanitx entre El Pi, PSOE y Bloc está roto. Así lo aseguró ayer el alcalde Jaume Monserrat, que esta mañana desvelará su decisión política para conseguir la gobernabilidad en el municipio, sumergido desde el pasado viernes en una profunda crisis política desencadenada tras la decisión del regidor socialista y secretario general de la agrupación local, Joan Aznar, de abandonar la formación. Si el miércoles los socios en el Consistorio felanitxer del Bloc tenían claro que debían negociarse de nuevo los acuerdos del pacto al romperse el equilibrio de fuerzas, ayer el alcalde de El Pi también lo dio por roto.

Así las cosas, será hoy cuando el primer edil felanitxer desvele sus intenciones al frente del equipo de gobierno en el Ayuntamiento. De momento, ayer avanzó que buscará un equipo de gobierno que le proporcione estabilidad para que los ciudadanos lo noten.

No al cese

Y si el miércoles el PSOE exigía al primer edil de El Pi Jaume Monserrat la destitución de Joan Aznar y la redistribución de sus áreas entre los tres concejales socialistas que quedan, la respuesta del alcalde ha sido un “no cesaré a Aznar”.

En este sentido, el secretario de organización de los Socialistas de Mallorca, Miquel Àngel Coll, apeló en rueda de prensa a la intervención de El Pi. “Si al alcalde le cuesta entender esta cuestión, pedimos amparo a El Pi”, aseguró el socialista que tildó de “grave” la situación. “El Pi siempre ha sido un socio leal en los gobiernos municipales que compartimos”, por lo que “debe hacer entender al alcalde que estamos ante un caso de transfuguismo y que mantener un regidor que es un tránsfuga supone una ruptura del pacto antitransfuguismo, una de las cuestiones más graves que pueden pasar en política municipal”, zanjó Coll. “Entendemos que sería un ataque en el expediente municipal de El Pi y que no se lo puede permitir. Estoy convencido de que El Pi lo entiende igual que nosotros. Si al alcalde le cuesta entender lo grave que es el hecho de que no destituya a Aznar, que El Pi se lo haga entender”. Asimismo, Coll apuntó un “como no puede ser de otra manera, también pedimos al Bloc que no se mantenga en un equipo de gobierno sustentado por un regidor tránsfuga”.

¿Y cómo ven los socialistas la situación? “La realidad es que en las elecciones el PSOE obtuvo cuatro regidores, que le permitieron conformar un pacto de centro izquierda con El Pi y Bloc. Siendo la fuerza más votada del pacto, somos un socio importante y el resto también lo son gracias al apoyo de los regidores socialistas. Nosotros entendemos que debe seguir siendo así, que en vez de cuatro regidores, haya tres es una anomalía democrática”, mantuvo Coll pese a que los socios de El Pi y Bloc han dado por roto el pacto. “Es verdad que la ley dice que las actas son personales, que es el argumento de quien no quiere dejarlas, pero el partido entiende que las actas responden a una candidatura que es la del PSOE que es la que obtuvo el apoyo de felanitxers y felanitxeres”, argumentó Miquel Àngel Coll. En este sentido, el secretario de organización insistió que “una persona no puede irse a medias, si no está de acuerdo con el proyecto por el que se ha presentado y ha obtenido el apoyo de la ciudadanía puede irse pero ha de dejar paso a otro compañero que sí tenga la fuerza y la energía para seguir defendiendo el proyecto socialista en el municipio”. “Creo que hemos sido bastante generosos con Joan Aznar, que tras convocar una rueda sin que el partido tuviera constancia, le brindamos la oportunidad de volver atrás y reincorporarse a la disciplina del partido”, reprochó tras reiterar su petición de que renuncie al acta de regidor.

Gestora

La comisión ejecutiva de los Socialistas de Mallorca reunida de forma semipresencial y en carácter ordinario analizó ayer la situación política actual y dio luz verde a la Comisión Gestora que dirigirá en los próximos meses la agrupación socialista de Felanitx tras la marcha el viernes pasado de su secretario general Joan Aznar y la posterior dimisión de seis de los nueve miembros de la ejecutiva de Felanitx que decidieron dimitir “por una evidente pérdida de confianza con el que era secretario general de la agrupación local que ni siquiera les había comunicado su intención de dejar de serlo”. Ante este escenario, detalló Coll, quien asume la gestión es la Federación Socialista de Mallorca.

La gestora estará formada por la regidora socialista en el ayuntamiento de Felanitx, Gràcia González como presidenta mientras que la responsabilidad de vicepresidenta recaerá en la militante felanitxera. Como vocal estará Juan Andrés García mientras que por parte de la Federación Socialista de Mallorca estarán Cosme Bonet y Tolo Aguilar.

Compartir el artículo

stats