Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Joan Aznar abandona el PSOE y abre una profunda crisis de gobierno en Felanitx

El regidor confiesa que se trata de una decisión “muy meditada”  El alcalde pone como prioridad la gobernabilidad

El hasta ahora regidor socialista, Joan Aznar, ayer tras anunciar que dejaba las filas del PSOE.

El hasta ahora regidor socialista, Joan Aznar, ayer tras anunciar que dejaba las filas del PSOE.

Nuevo escenario político en el ayuntamiento de Felanitx. El regidor socialista y secretario general del partido en el municipio, Joan Aznar, anunció ayer, ante la sorpresa de sus socios y sus propios compañeros de filas, que abandonaba el PSOE. Es una decisión muy meditada y que no tiene vuelta atrás. “Me siento socialista pero la postura de mi partido no es la adecuada para que Felanitx avance”, argumentó Aznar cuya intención es continuar como regidor no adscrito y deja en las manos del alcalde Jaume Monserrat la decisión de lo que pasará con las áreas que gestiona. “Esta legislatura ha sido complicada. Se han producido distintos acontecimientos que nos han llevado a un punto donde hay problemas. No se puede negar. Pensando en el beneficio del pueblo, he decidido abandonar el grupo socialista municipal”, razonó. “Soy consciente de que tendrá consecuencias y deberé asumirlas. Es una decisión que no ha sido fácil pero asumiré las consecuencias que traiga”, confesó. “En principio, mi intención es no abandonar el acta de regidor. Es continuar trabajando en beneficio de Fealnitx, sea donde sea”, añadió Aznar que admitió que se trata de “una decisión dura” con “consecuencias de cualquier tipo” pero tiene claro que “estábamos encallados y que Felanitx necesita tirar adelante y que todos seamos responsables”. “Salgo de mi grupo municipal y el alcalde decidirá si continúo o no. No tengo nada decidido pero dentro del partido no me siento cómodo y sé que trabajaré mejor como regidor no adscrito”, defendió. “Nos vienen tiempos complicados y si no intentamos desencallar la tensión, no seremos responsables”, explicó Aznar.

Me siento socialista pero la postura de mi partido no es la adecuada para que Felanitx avance

Joan Aznar - Regidor socialista

decoration

Una nueva pata

Con la salida de Aznar de las filas socialistas a la mesa que sostiene el pacto de gobierno felanitxer, le sale una nueva pata. El Pi con dos regidores, el PSOE tenía cuatro pero ahora se queda con tres más Joan Aznar como regidor no adscrito y los tres del Bloc. “Es una escena más” de la crisis de gobierno, admite el alcalde. “Es un escenario nuevo que afecta a la gobernabilidad”, admite el primer edil tras comunicarle su decisión. No se puede paralizar el Consistorio. Por ello, se analizará el nuevo escenario con los regidores pero también a nivel de partido. De hecho, anoche El Pi celebró un comité local para estudiar el nuevo escenario que deja la marcha de Aznar de las filas socialistas. “Quien quiera seguir negándolo cuando nos pidan que en Felanitx hay una crisis de gobierno, ahora ya tiene una pared más que superar”, reprochó . “Si alguien no tiene claro que entramos a gobernar para sacar adelante el Ayuntamiento, es hora de que se lo meta en la cabeza. El Ayuntamiento debe funcionar porque si no funciona es culpa nuestra”, sentenció Monserrat. “Los problemas estructurales de mi partido quiero contenerlos para que no afecten al Consistorio”, mantuvo pero “no quiero asumir las culpas que no sean propias o de mi formación”. “Evidentemente esta nueva situación nos trastoca pero la hoja de ruta no ha variado. Estamos aquí para que funcione. Nuestra defensa es analizar cómo hacerlo para que este ayuntamiento continúe a medio y largo plazo teniendo una gobernabilidad”, avanzó Monserrat. Cuestionado sobre si está sobre la mesa cambiar de socios, no dudó en responder que desde el primer momento que “los problemas internos nos comen desde dentro”, “no ha dejado de ser un escenario” que se contemple. “Vivimos una situación extraña por la pandemia. No puede ser tener que capear un temporal político y uno económico. Nuestra hoja de ruta es centrarnos en lo necesario”, apuntó.

Tomaremos las decisiones necesarias para que el Ayuntamiento siga adelante

Jaume Monserrat - Alcalde de Felanitx

decoration

Guste o no

“Tomaremos las decisiones, sean difíciles o gusten o no, que tengamos que tomar para que el Ayuntamiento siga adelante. No nos podemos permitir el lujo de perder más tiempo con esta crisis”, razonó el primer edil que aseguró que su apuesta es “intentar formar un gobierno estable políticamente, que no es lo mismo que estable mayoritariamente. La mayoría seguramente hoy [por ayer] ha pasado a la historia. La continuidad pasa por un pacto de 4, no de tres. Y dos de estos socios han hecho públicas sus desavenencias y lo que necesitamos es la estabilidad política”, explicó Monserrat, que debe superar una tormenta que “en estos momentos no necesitábamos para nada”.

La otra pata del pacto, Miquel Lluís Mestre del Bloc, tiene claro que el escenario cambia radicalmente. “El pacto queda trastocado”, admitió que puso como imperativo tener una reunión con todo el equipo de gobierno para analizar una salida. “Ahora tenemos una cuarta pata en la mesa y lo que debemos analizar es qué fuerza tiene y si está nivelada o no con el resto”, razonó Mestre, que no ocultó que la salida de Aznar le plantea serias dudas porque pierden “la estabilidad de los nueve votos”. Mestre reclamó al alcalde conocer qué hará con las áreas que gestiona Aznar y al PSOE le exigió que asuma de “una vez por todas que tiene un problema serio en sus filas”. “Nos podemos encontrar que la regidora socialista Damiana Massutí también siga los pasos de Aznar”, planteó con preocupación.

Por su parte, la líder del PP, Catalina Soler, abogó por una oposición constructiva y responsable y cuestionada por un posible pacto entre los dos regidores de El Pi y los seis del PP con el voto o el apoyo del ya exsocialista o de otra fuerza respondió un “hoy no lo veo viable y ni me lo han planteado pero en política lo que hoy es inviable, mañana lo es”, un escenario que tampoco se ha planteado Aznar. Así, serán las reuniones entre partidos y en el equipo de gobierno que despejen el nuevo escenario del Consistorio.

Los socialistas reclamarán el acta si no recapacita

El primer escenario que se plantea el PSOE es pedir al hasta ahora secretario general de los socialistas de Felanitx, Joan Aznar, que recapacite. “La intención es hacerle reflexionar y pedirle que vuelva atrás. Si es imposible, le pediremos que devuelva el acta porque se presentó en unas listas”, argumentó el secretario de organización de la Federación Socialista de Mallorca, Miquel Àngel Coll. “Cuando te presentas a unas eleciones te votan por el equipo con el que te presentas y por las siglas. La ley dice que el acta es suya pero los partidos siempre consideramos que también es un poco nuestra. Pero reclamarle el acta es nuestro plan B, el A es que recapacite”, explicó Coll. De todas formas, Joan Aznar ya ha trasladado a Mercedes Garrido que es una “decisión meditada” y que “no tiene marcha atrás”.

se abre un escenario que no contemplábamos

Xisco Duarte - Portavoz municipal del PSOE

decoration

Por su parte, su compañero de filas en Felanitx, el portavoz municipal, Xisco Duarte, no ocultó su gran sorpresa ante el anuncio de la marcha de Joan Aznar. “Todos los abanicos están abiertos. Se abre un nuevo escenario que no teníamos contemplado. El escenario es complicado”, confesó Duarte que según el pacto que ahora queda en el aire debía coger la vara de mando en junio de 2021. Duarte recordó que “el pacto es entre partidos, no entre personas. Y cuando una persona no forma parte del partido, sale del pacto. Eso ocurre aquí y en cualquier sitio del mundo”.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats