La Policía Local de Calvià ha certificado que de manera reiterada se producen daños en el mobiliario público del entorno del mirador de las Malgrat (Santa Ponça). En esta ocasión, además, también hay daños en la instalación eléctrica. Lo más peligroso es que han roto la barrera que impedía el acceso a la escalera que llega al mar, unas escaleras y un camino antiguo en malas condiciones que se cerraron porque el acceso a esta zona de dominio público marítimo-terrestre a la costa es escabroso, de hecho ha habido accidentes graves y alguna muerte en los últimos años.

En esta última ocasión han arrancado tres barrotes de la barandilla para poder acceder a la escalera y después un tubo de PVC que ha dejado a la vista cables eléctricos y regletas, lo que también puede ser peligroso. De manera cautelar, los agentes de Policía Local de Calvià han colocado cinta policial para dificultar el acceso a las antiguas escaleras y se ha alertado al electricista municipal para que arregle la avería urgentemente.

--