Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Movilidad

Manacor ampliará las zonas peatonales, los residentes podrán circular a 20 Km/h

La medida entrará en vigor en 2021 - El pleno aprueba la salida del Ayuntamiento de la Federación Española de Municipios

El pleno se celebró en el Centre Cívic de Cales de Mallorca para respetar las medidas sanitarias. j. sitges

El pleno municipal de Manacor ha dado luz verde a una nueva fórmula que servirá para ampliar la actual zona peatonal del Convent y también para crear otras nuevas áreas en los distintos núcleos de población del municipio. Una iniciativa que tiene por objetivo “ampliar el espacio público y dar la máxima prioridad a los peatones, a los patinetes y a las bicicletas para propiciar cambios en la movilidad y en el medio ambiente”,explicó en alcalde Miquel Oliver. Se trata de las denominadas Zonas de Prioridad Residencial, donde no se permitirá la entrada de vehículos, a no ser que estén domiciliados en las calles declaradas de prioridad para residentes e identificados con un distintivo. Aparte de esos, también tendrán acceso los vehículos policiales, de seguridad y emergencias, además de los comerciales.

La nueva ordenanza, que entrará en vigor día 1 de enero de 2021, prevé la creación de nuevas Zonas de Prioridad Residencial por decreto de alcaldía. “Ahora que disponemos de los instrumentos para que la gente pueda caminar más cómodamente por las calles, tendremos que sentarnos con asociaciones, residentes y otros implicados para trabajar sobre el plano del municipio y ver dónde hacen falta”, detalló la primera teniente de alcalde, Núria Hinojosa.

“No se trata de hacer grandes obras y de adoquinar las calles, que tampoco se descarta, pero nuestra prioridad es señalizar bien y proporcionar la base legal para que la policía pueda controlar el acceso”, añadió el alcalde, Miquel Oliver. En ese sentido El Pi, desde la oposición, demandó “que se prevea la instalación de cámaras de control de tráfico porque ante la falta de efectivos policiales dudamos que se puedan controlar los accesos eficazmente”, explicó la portavoz de la formación, Cati Riera. Una propuesta que, según se dijo en el pleno, el gobierno municipal estudiará.

Asimismo, también se aprobó la ordenanza reguladora de los vehículos abandonados en la vía pública, una norma que prohíbe el abandono de los vehículos y que pretende solucionar un problema que ha ido en aumento en los últimos años, además proporciona un marco jurídico al Ayuntamiento para que pueda emprender las correspondientes actuaciones. Las multas rondan entre los 750 y los 1.500 euros.

Salida de la FEMP

Durante el pleno celebrado en el Centre Cívic de Cales de Mallorca para respetar las medidas sanitarias, tanto Més como El Pi sometieron a votación dos mociones diferentes para pedir la salida del Ajuntament de Manacor de la Federación Española de Municipios y Provincias. Ambas se aprobaron por mayoría con los votos favorables de Més, PP, El Pi y los Independents de Porto Cristo. Los concejales del PSOE votaron en contra y el representante de Volem Manacor se abstuvo. Se trata de una iniciativa que da respuesta al decreto del Gobierno, ya tumbado en el Congreso, que pretendía que los consistorios cedieran al estado los ahorros en forma de remanentes que la ley impide gastar. Además, en la moción de El Pi se exige la dimisión del presidente de la FEMP, Abel Caballero. Hinojosa, que también votó en contra de esta dimisión, explica que “si somos municipalistas no tiene sentido salir de la Federación Española, yo nunca he defendido el acuerdo de la cesión de los remanentes de tesorería, pero no creo que quedarnos fuera o que cambie el presidente sirva de mucho”.  

Referéndum de Porto Cristo

Hacia el final del pleno se produjo uno de los mayores momentos de conflicto de la sesión. Tanto el PP como AIPC, ambos en la oposición, presentaron sus preguntas por escrito fuera de plazo. Y por ese motivo el gobierno municipal se negó a responderlas, un hecho que encendió a los concejalas de ambas formaciones. Precisamente una de estas preguntas iba dirigida al alcalde. “Si no quiere contestarnos a cuál es la pregunta que piensa hacer a la ciudadanía y cuándo piensa celebrar el referéndum de independencia de Porto Cristo, que no lo haga; pero que no ponga de excusa los plazos porque cuando ellos estaban en la oposición tampoco los respetaban”, explica el portavoz de la Agrupació d’Independents de Porto Cristo (AIPC), Joan Gomila. “Siento que nos desprecian, el alcalde mantiene una actitud prepotente y nos trata mal”, añade en el mismo sentido la portavoz del Partido Popular Maria Antònia Sansó. “Es verdad que no entregamos las preguntas a tiempo pero en la moción que presentamos sobre Educación, el alcalde limitó mucho el debate y votó en contra de propuestas que ya ha hecho el propio ayuntamiento”, añade la líder popular, Maria Antònia Sansó.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats