Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una comunidad de Andratx reclama arreglos en su finca desde hace una década

Una finca de la calle Joan Riera pide que se ejecute una sentencia de 2012 que obliga a los responsables de la obra a subsanar unos defectos estructurales

Los aparcamientos de la finca tuvieron que ser apuntalados.

­Casi una década después de que una sentencia judicial les diera la razón, los vecinos de las fincas número 10 y 10-A de la calle Joan Riera de Andratx siguen esperando aún los arreglos estructurales que necesitan sus viviendas. Este año, han vuelto a requerir al juzgado de primera instancia número 17 de Palma para que se haga efectiva esa resolución, que data de 2012.

Esa sentencia se produjo después de que los vecinos denunciasen que, poco tiempo después de terminar las obras, “pudieron constatar la deficiente calidad de los materiales empleados en la construcción, sufriendo también la aparición de vicios y defectos en el inmueble”. Aseguraban en aquel entonces haber enviado “cartas de protesta a la entidad mercantil codemandada, que únicamente acometió reparaciones superficiales”.

La justicia les dio la razón, y así lo certificaba una resolución que condenaba a los demandados a “reparar totalmente los vicios y defectos constructivos que presenta el edificio, tanto en su sótano, trasteros y zonas comunes como en las diversas partes privativas, tal como dichas deficiencias aparecen ubicadas y concretadas en el dictamen pericial judicial”.

Han pasado ocho años y los vecinos de esta comunidad se lamentan de que aún continúen igual, sin que se cumpla la sentencia en los términos dictaminados por los peritos judiciales, que constataron notables defectos estructurales en el inmueble.

El pasado mes de febrero, la comunidad de propietarios Juan Riera 10 y 10A de Andratx remitió de nuevo un escrito al juzgado de primera instancia número 17 de Palma para que se ejecute la obra de reforma de acuerdo al proyecto presentado por el arquitecto designado en la ejecución.

Defectos estructurales

Así, los trabajos que deben acometerse incluyen la reconstrucción de la rampa de acceso y salida al garaje, así como la reparación de la cubierta con la colocación de un aislante térmico. El plan previsto comporta también las obras de refuerzo del forjado del techo del sótano con láminas de fibra de carbono.

Igualmente, se plantea la necesidad de pintar y rotular las plazas de aparcamiento y de reconstruir los trasteros, culminando con la puesta en servicio del garaje. El plan proyectado implica la adopción de medidas de control estructural de las plantas superiores para determinar el asentamiento del edficio.

 Otra de las medidas es la ejecución de las obras de reparación de los desperfectos que presentan los alicatados, los pavimentos y las fachadas, por las humedades, los agrietamientos y los descuadres de ventanales.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats