Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sóller pide a Interior que le devuelva el solar para el cuartel de la Guardia Civil

La última sesión plenaria aprobó otra resolución reclamando una mayor dotación de agentes del Instituto Armado en el municipio

El municipio solicita la devolución de este solar. J. Mora

El pleno del ayuntamiento de Sóller aprobó esta semana una resolución en la que solicita al ministerio del Interior la devolución al municipio del solar que le cedió para construir un nuevo cuartel para la Guardia Civil.

En el mismo pleno, se aprobó otra resolución en la que se pide mayor dotación de agentes del Instituto Armado.

El concejal de Patrimonio, Jaume Bestard, explicó a la corporación que la cesión, realizada en el año 2011, preveía que el ministerio del Interior se comprometía a construir la caserna en un plazo de cinco años, que transcurrió en 2016. Pero el Ministerio nunca llegó a edificar la casa cuartel, en tanto que las instalaciones de la Benemérita se reubicaron en un edificio municipal.

Por este motivo, Bestard destacó que la reversión del terreno serviría para que el ayuntamiento lo pudiera destinar a otros usos municipales, como la creación de un depósito para los vehículos destinados a la recogida de basuras y de la limpieza de calles. La propuesta contó con el apoyo de todas las fuerzas políticas representadas en el consistorio, que pusieron en valor los usos que Sóller podría dar al terreno.

El solar que ahora Sóller reclama al Gobierno central está ubicado en el polígono industrial de Son Angelats, ocupa una superficie de 2.125 metros cuadrados, está sin edificar y está catalogado como terreno para equipamientos.

Más agentes

Por otro lado, el mismo pleno acordó solicitar a la Delegación del Gobierno que dote a la Guardia Civil de Sóller de más efectivos y que permita la creación de patrullas conjuntas con la Policía Local.

En el pleno, se puso de manifiesto que una plantilla de 14 guardias civiles tiene que cubrir 11 municipios de la Serra de Tramuntana

Carlos Darder, edil de Gobernación, aseguró que la actual dotación “hace imposible, incluso, que puedan realizar los turnos ordinarios de guardias”.

El Consistorio cede un edificio a los pescadores 

 El pleno del ayuntamiento acordó la desafectación de la antigua oficina turística del Port para cederla a la cofradía de pescadores con el fin de que este colectivo abandone una sala que ocupa en la Casa del Mar, el edificio donde se proyecta ampliar el colegio público del Port. La propuesta recibió el apoyo de todas las fuerzas políticas excepto Més, partido que dio libertad de voto a sus ediles. Tres de ellos votaron en contra y uno se abstuvo. La ampliación de la escuela está paralizada a la espera de que la conselleria de Educación disponga de la totalidad del edificio de la Casa del Mar. La Conselleria prevé construir en este mismo centro un pabellón polideportivo a lo largo del presente curso, cuya inversión será de medio millón de euros.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats