Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Calvià prescinde de la subcontrata que advirtió de “acoso laboral” en Juventud

El Consistorio niega que haya sido una represalia y afirma que no hubo acuerdo con la empresa para reducir los dinamizadores

El equipamiento juvenil de es Generador era uno de los lugares que frecuentaban los dinamizadores.

El equipamiento juvenil de es Generador era uno de los lugares que frecuentaban los dinamizadores.

El ayuntamiento de Calvià no ha prorrogado el contrato del servicio de dinamización e información juvenil, del que se encargaba la empresa Dic Drac. Esta subcontrata y algunos de los dinamizadores que tenía en plantilla se habían quejado de “acoso laboral” por parte de la directora general del departamento, que, finalmente, fue destituida por el alcalde Alfonso Rodríguez Badal el pasado mes de agosto.

El gobierno municipal, formado por PSOE y la coalición Podemos-Més, ha esgrimido que la razón de no renovar este servicio se produce después de que no haya habido acuerdo con Dic Drac para reducir la plantilla

Entiende el Ayuntamiento calvianer que, en la situación actual de pandemia y con las restricciones existentes, las actividades se han reducido de forma notable, por lo que no hace falta mantener todo ese personal.

La subcontrata no aceptó esas condiciones y defendió la continuidad de “la totalidad” de los dinamizadores, que se encargan de ofrecer asesoramiento a los jóvenes del municipio, en los institutos, por ejemplo. Ante esa diferencia de posturas, el Consistorio sostiene que decidió no ejecutar la prórroga del servicio, que concluye a finales de mes.

La empresa considera que, en el trasfondo de esta decisión, subyace el caso de las denuncias por mobbing en el área de Juventud, que está bajo gestión de Podemos-Més dentro del reparto de áreas con los socialistas. “Está claro que ahora la actividad [de dinamización juvenil] es diferente, pero eso no quiere decir que se hagan menos cosas”, expusieron desde la subcontrata.

El pasado mes de abril, Dic Drac ya avisó al Ayuntamiento de lo que consideró una “situación de acoso y coacción insostenibles” que sufrían los trabajadores de este departamento, y al menos cuatro de los seis dinamizadores habían secundado esas quejas.

Paralelamente, hubo cuatro trabajadores municipales que, a principios de agosto, registraron ante Inspección de Trabajo una denuncia contra la entonces directora general de Participación Ciudadana y Juventud, un cargo de libre designación. 

Quienes suscribieron este escrito fueron un funcionario de carrera, una funcionaria interina y dos trabajadores de empresas municipales y subcontratadas. Todos ellos afirmaron haber sufrido un hostigamiento que había repercutido en su salud laboral.

“No es una represalia”

Finalmente, el pasado 21 de agosto, el Ayuntamiento comunicó el cese de la directora general Margarita Segretín, después de que ésta, según la versión municipal, pusiese su cargo a disposición del alcalde. Según subrayó ayer el gobierno municipal, en la no prórroga del contrato con Dic Drac, todos estos antecedentes no han tenido nada que ver. “No se trata de una represalia, en absoluto”, señalaron ayer fuentes municipales. 

En este sentido, recordaron que la contratación del servicio de dinamización cultural también se ha paralizado por la situación actual provocada por la pandemia que, aseguraron, obliga a “readecuar el gasto público de acuerdo a las necesidades actuales”. En todo caso, señalaron que la dinamización juvenil no desaparecerá en el municipio.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats