Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lletra menuda

Solución y respuesta parcial

La actual situación de crisis sanitaria comporta un considerable plus de dificultad para la actividad pública. También contribuye a que la gente esté más sensible y reaccione de manera diferente, y no digamos ya si el asunto en cuestión afecta a una problemática que no necesita obstáculos añadidos, como es la del estacionamiento en las ciudades.

Parece que el ayuntamiento de Inca no ha tenido en cuenta las circunstancias particulares del momento, porque solo aporta una solución parcial en busca de movilidad y rotación de vehículos aparcados en el centro. Extiende la zona azul a Reis Catòlics y las plazas Orient y Orgue. Con ello habrá mayor animación en la calle y los comerciales dispondrán de más clientes potenciales en un tiempo en que los bolsillos no están alegres. Por contra, los residentes no saben muy bien qué hacer con su coche, en el caso de que no dispongan de estacionamiento privado.

Es una solución muy parcial que mantiene el problema de origen. El Ayuntamiento estaba en la obligación de resolver todos los aspectos de los afectados. Y mucho mejor si se decidiera a fomentar el uso peatonal en una ciudad como Inca.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats