Més per Capdepera denunció este lunes que ha pasado medio año desde que se consensuó en un pleno que "se intentaría salvar la parte alta del Faro, pero a día de hoy el equipo de gobierno no ha entregado al resto de partidos la tasación de los terrenos "

"En un Pleno del pasado mes de febrero, los partidos que formamos el Ayuntamiento de Capdepera consensuamos que se pediría una tasación de las parcelas de la parte alta del faro amenazadas por la construcción de varios chalets. Y que una vez que se tuviera esta tasación se pediría la ayuda del Govern y del Consell para comprarlas y, en definitiva, para evitar que uno de los lugares más emblemáticos de nuestro municipio sea urbanizado", argumentó esta formación en una nota de prensa.

Según apuntó Més per Capdepera, han transcurrido seis meses desde aquel acuerdo y "a día de hoy el alcalde aún no ha entregado al resto de partidos la tasación que se tenía que encargar, que es el primer paso para luego intentar conseguir ayuda supramunicipal". La formación econacionalista asegura que ha reclamado esta tasación "en multitud de ocasiones: en los plenos posteriores, por vía interna... pero no ha obtenido ninguna respuesta".

Recuerda Més que la primera opción para conseguir ayudas era la convocatoria del impuesto turístico, aunque reconoce que es una opción difícil en estos tiempos de coronavirus. "En todo caso, ya no estamos a tiempo. Mientras tanto, las puertas a otras posibles ayudas del Govern y del Consell se van cerrando. Tampoco sabemos en qué estado se encuentra la tramitación de las licencias solicitadas por los propietarios para construir, pero nos tememos que puedan estar en un punto de no retorno", exponen.

"A día de hoy somos pesimistas en cuanto a evitar la urbanización de las proximidades del faro. No vemos en el equipo de gobierno del Ayuntamiento un gran interés en el asunto y empezamos a pensar que aquel consenso fue un lavado de cara ante la presión ciudadana", añaden.