Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SFM invierte 1,9 millones en sustituir el paso a nivel de sa Farinera

Se construirá un paso inferior para peatones y un puente, con carril bici incluido, para vehículos

Las autoridades durante su visita al paso a nivel. m.b.

El conseller de Movilidad, Marc Pons, y el alcalde de Marratxí, Miquel Cabot, firmaron ayer el convenio de colaboración en las instalaciones de sa Garrovera para eliminar el paso a nivel de la calle Sa Farinera, situado en el punto kilométrico 4,2 de la línea férrea de Palma-Inca. Se trata de un paso a nivel que soporta un tráfico de 82 convoyes en sentido Inca y 84 en sentido a Palma los días laborables, lo que representa un paso de un tren prácticametne cada diez minutos, mientras que los fines de semana se ven reducidos a 56 convoyes en total.

Según los estudios efectuados por la conselleria, este paso a nivel es utilizado por unos 580 peatones, sin contar los vehículos, lo que representa un punto peligroso y las barreras hasta la fecha han evitado males mayores. En su afán de mejorar la seguridad Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM) ha decidido cerrar al tráfico rodado este punto, y a tal efecto ha redactado un proyecto cuyo presupuesto asciende a 1.900.000 euros, el cual consiste en soterrar el paso peatonal y cerrar el tráfico rodado por este punto.

A la licitación de las obras se han presentado siete empresas, y se espera adjudicarlas en breve a fin de iniciar las mismas a principios de año con una ejecución aproximada de ocho meses. El futuro paso peatonal por debajo de las vías tendrá una anchura de 4,80 metros y once de longitud, el cual estará debidamente iluminado. Se instalarán dos ascensores para facilitar el acceso a las personas con movilidad reducida. A uno de ellos, el que está situado en la parte de Antoni Maura, en un futuro se podrá acceder desde el interior del edificio de sa Garrovera, adquirido por el Consistorio, una vez haya sido habilitado.

Para solventar el tráfico rodado y los vecinos de sa Cabana no tengan que dar el actual rodeo para acceder a la urbanización de es Pont d'Inca Nou, el Govern unirá ambas urbanizaciones mediante un puente que superará el torrent de Coa Negra, conectando las callesVerdero de sa Cabana y es Carres d'Es Canyar de es Pont d'Inca Nou. Tendrá una longitud de 30 metros y contará con un carril bici, para facilitar el acceso de los alumnos al colegio Blanquerna situado en es Pont d'Inca Nou, una vez finalizadas las obras. El mantenimiento, tanto de la plaza tras el cierre del paso a nivel de la calle Farinera como del puente irán a cargo del Consistorio.

Compartir el artículo

stats