DTO ANUAL 25,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Solidaridad

Sóller bate récords de reparto de alimentos

Hasta 400 familias del municipio reciben la ayuda periódica que les proporciona Es Rebost, plataforma integrada por varias asociaciones

Voluntarios organizando el reparto de alimentos.

Voluntarios organizando el reparto de alimentos. j. mora

Las consecuencias de la pandemia por coronavirus se dejan notar en Sóller con las familias más vulnerables hasta el punto de que el proyecto Es Rebost ha incrementado su volumen de trabajo, incluso en plena temporada turística hasta alcanzar un récord histórico. Muestra de ello es que actualmente 400 familias residentes en el municipio reciben ayuda periódica en forma de alimentos que les proporciona Es Rebost, una entidad integrada por Acción Social, Cruz Roja, el ayuntamiento y un grupo de voluntarios.

Los datos que maneja el ayuntamiento confirman como durante los últimos meses el número de familias que ha atendido el servicio Es Rebost no ha dejado de crecer. Incluso después del final de la cuarentena y el estado de alarma el número de casos que han recurrido a Servicios Sociales no se ha detenido. El concejal de Servicios Sociales, Carlos Darder, ha puesto cifras a la situación: "actualmente el número de familias se ha situado en torno a las 400", aunque apunta que la curva de progresión ha ido ralentizándose. Apunta que "si bien el número ha ido subiendo actualmente vemos que las cifras muestran una tendencia a estabilizarse".

De acuerdo con los datos que manejan los Servicios Sociales, hace un año Es Rebost atendía un promedio de familias que oscilaba entre las 40 y las 50, una cifra que durante los meses de invierno (con el sector turístico parado y los trabajadores en situación de desempleo) podía incrementarse hasta las 80. Pero el estallido de la pandemia desbarató las cifras habituales. Cuando se decretó el confinamiento, el número de familias atendidas por Es Rebost fue en significativo incremento para situarse en torno a las 300, una situación que desbordó a las instituciones implicadas en este proyecto solidario.

Con la reanudación de la actividad económica, el número de familias atendidas por el organismo solidario parecía que tenía que decrecer. Pero los datos aportados por Darder señalan que se ha producido un incremento. Si bien es cierto que el concejal apunta que "el número ha ido incrementándose poco a poco", las cifras inequívocamente señalan que no se ha detenido.

Compartir el artículo

stats