Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gastronomía

Capdepera guarda el secreto de la 'llet freda'

Para algunos veraneantes de la península, el deleitarse con un vaso de esta delicia gastronómica constituye un hito insustituible del verano

La 'llet freda' es toda una institución del bar Can Patilla de Capdepera.

La 'llet freda' es toda una institución del bar Can Patilla de Capdepera. biel capó

Desde principios del siglo XIX, se sabe que en Can Patilla de Capdepera ya se elaboraba la tradición receta de llet freda. Inicialmente, era un hotel y actualmente es un bar que desde mayo de 1961 regenta la familia del actual propietario, Francisco Vives, conocido como en Xiscu Llisa. Este reconoce que la receta ha sufrido pocas variaciones con el paso del tiempo.

En 1961 su madre recibió de sus predecesores la receta que continuó ofreciendo en su establecimiento, eso sí, con una pequeña modificación. Su hijo Xiscu pasó a regentar el negocio en 1980, y también quiso hacer una pequeña modificación al recetario. Lo cierto es que la receta sigue siendo igual de exquisita que la original. Así lo atestiguan los clientes más fieles, algunos de ellos veraneantes de la península, quienes siguen viniendo cada año para deleitarse con un vaso de esta delicia gastronómica.

Algunas familias lo llevan haciendo muchos años, como es el caso de un empleado del consistorio de Barcelona, que anualmente acudía al bar a beber su vaso de leche fría. Una vez fallecido, lo sigue haciendo su familia. Pero también hay residentes en la isla que no quieren perderse la oportunidad de probarla. El local tiene, sobre todo en verano, muchos asiduos, que realizan las comandas por litros, para poderla degustar en sus comidas caseras. Aunque apetece mucho la leche sola, la tradición marca que se acompañe con algún dulce. El mismo local elabora artesanalmente sus bizcochos. A pesar de que la receta se puede obtener en el recetario de cocina mallorquina, dice Xiscu Llissa que el truco está en las proporciones adecuadas de leche, canela, azúcar, corteza de limón y el grado de semicongelación que se le dé a la leche. Actualmente, es el único local que elabora esta refrescante bebida granizada en la zona, a pesar de que en otros tiempos sus familiares de Son Servera también la sirvieron en el Bar Nou de la plaza Sant Joan.

La leche fría de Can Patilla gana cada vez más adeptos entre los turistas nacionales y extranjeros que pasan su vacaciones en el municipio. Y, entre ellos, triunfa entre los mas pequeños, por eso Xiscu les ofrece el producto como colacao gabellí.

Compartir el artículo

stats