DTO ANUAL 25,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Guillem Mas: "La peste en Europa suena a enfermedad del pasado pero hay muchos países endémicos"

"Hemos pasado lo peor pero el riesgo es presente y no nos podemos relajar", advierte sobre la covid-19

Guillem Mas (Portocolom, 1995) debía pronunciar ayer el pregón.

Guillem Mas (Portocolom, 1995) debía pronunciar ayer el pregón. r.f.

El ayuntamiento de Felanitx rindió ayer un pequeño acto a Guillem Mas, el joven biotecnólogo que trabaja en el Instituto Pasteur de París en un proyecto de investigación en colaboración con la OMS para estudiar muestras de la bacteria de la peste bubónica y que debía pronunciar el pregón de Sant Agustí, unas fiestas anuladas por la pandemia. El Consistorio aprovechó la ocasión para invitarlo a ser el pregonero del Sant Agustí 2021.

P Pregonero a los 25 años, ¿cómo reaccionó a la oferta?

R Fue una sorpresa absoluta precisamente por encargarlo a una persona tan joven. Me llamaron cuando estaba en París y me quedé de piedra. Es un auténtico privilegio, sobre todo, porque suele ser alguien con una trayectoria y muy conocido.

P ¿En qué consiste su proyecto de investigación en el Instituto Pasteur de París?

R Hay un centenar de equipos de investigación que trabajan en diferentes enfermedades infecciosas. Nuestro equipo está formado por una veintena de investigadores especialistas en la peste bubónica. En Europa suena a una enfermedad del pasado pero hay muchos países que todavía son endémicos por dicha enfermedad, aún tienen riesgo de transmisión a partir de los animales portadores, en este caso, ratas y roedores. Nuestro laboratorio se centra en esta enfermedad y tiene diferentes proyectos como, por ejemplo, elaborar una vacuna. Mi proyecto se centra en la vigilancia epidemiológica, establecer los riesgos de transmisión y la peligrosidad en distintos países endémicos de la enfermedad.

P Además también desarrolla su tesis doctoral...

R Efectivamente. Estudiamos cómo la peste se transmitió en distintos países a lo largo del último siglo para entender cómo se fue adaptando a los lugares donde llegaba. El proyecto que estoy desarrollando es el estudio de la evolución de la enfermedad.

P ¿Cómo vive la pandemia de la covid-19 que le obligará a esperar un año para ser pregonero?

R Es una situación muy particular. Uno de los motivos que me llevó a interesarme por las enfermedades infecciosas fue que, a pesar de que en nuestra sociedad se percibe como una cosa superada, me daba cuenta de que hay muchos lugares en el mundo donde no es así y aún queda mucho trabajo por hacer. La llegada de la pandemia fue la sorpresa que me confirmó que no podíamos olvidarlo. A pesar de que aquí estamos indemnes de muchas enfermedades, vivir en un mundo globalizado hace que si ocurre algo en una parte, en meses puede llegar aquí.

P Involucrado en la Banda de Música de Felanitx durante muchos años, ¿a qué melodía le recuerda la situación que vivimos?

R Es una mezcla muy rara. Por una parte, tenemos la impresión que hemos pasado lo peor pero, por otra, debemos ser conscientes de que hay un riesgo presente y no nos podemos relajar. Es esta dualidad: hacemos una media normalidad pero el riesgo está presente. Es una situación tan peculiar que no la podría definir con una música.

Compartir el artículo

stats