El empeoramiento de la situación sanitaria en Mallorca por el coronavirus ha provocado en los últimos días que varios municipios hayan suspendido sus fiestas o restringido al máximo los actos con público. Éste ha sido el caso, por ejemplo, de Montuïri, que había anunciado que los Cossiers actuarían este sábado ante un aforo limitado, pero finalmente sus bailes sólo se retransmitirán por redes sociales. Sant Joan, Porreres y PorreresSencelles han optado por suprimir directamente sus celebraciones.

"La covid-19 avanza muy rápido y ante el aumento de casos hemos tenido que tomar una decisión difícil pero la mejor para velar para la salud de todos. Con el objetivo de evitar aglomeraciones, el día 15 y el día 23 los Cossiers no celebrarán su baile de forma presencial. Por lo tanto, no debéis acudir al patio del colegio ni a es Revolt. Danzarán, pero sus bailes se retransmitirán en directo a través de las redes sociales del Ayuntamiento", anunció el alcalde de Montuïri, Joan Verger, en un mensaje de vídeo a la ciudadanía.

"Quiero aprovechar este mensaje para recordar que la mejor manera de plantar cara a la enfermedad es respetando las normas que marcan las autoridades sanitarias: llevar la mascarilla, mantener la distancia de seguridad y lavarse las manos periódicamente", agregó Verger. Pese a esta medida, en Montuïri el resto de actos previstos se harán como se había anunciado.

El caso de Sencelles

El ayuntamiento de Sencelles apeló ayer también a la "responsabilidad y a la prudencia" ante la "oleada de contagios" que se está produciendo a nivel insular. Por este motivo, el Consistorio ha decidido suspender todos los actos previstos en el programa de fiestas por la Mare de Déu. Únicamente se mantendrá el oficio religioso de día 15, a las 11.30 horas.

"Creemos que nuestra principal labor es la de garantizar el bienestar y la salud de nuestros ciudadanos y trabajaremos siempre en esta dirección", señalaron desde la administración municipal.

En Sant Joan también se han cancelado las fiestas patronales. El alcalde Francesc Mestre explicó que se prevé organizar, siempre que la situación sanitaria lo permita, unos cuantos actos culturales como cinema a la fresca, teatro o un musical familiar con invitación previa y sin aglomeraciones. Eso sí, se mantiene la Sonada de Xeremiers en el campanario el día del patrón, 29 de agosto, y el Ofici Solemne. Las fiestas de este 2020 marcado por la covid-19 concluirán con un espectáculo de luz y de sonido en Consolació para que los vecinos puedan disfrutarlo desde sus casas.

Igualmente, el ayuntamiento de Porreres comunicó ayer por la tarde que, ante el incremento de contagios en Mallorca, el gobierno municipal ha decidido suspender todos los eventos que quedaban pendientes de las fiestas de Sant Roc. Lo que no se suspende es la misa de las 11:30 horas del día de Sant Roc, donde cantará la coral.