Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lletra menuda

Son Coletes certifica su importancia

Se sabía del triste significado y valor de Son Coletes porque los historiadores habían documentado y la memoria oral testimoniado, los horrores del cementerio de Manacor durante la Guerra Civil. Había pocas esperanzas de que las excavaciones dieran buen resultado porque fascistas y demás degradaciones humanas se habían preocupado de borrar las huellas de sus asesinatos. Aun así, se han podido obtener logros.

El equipo que dirige Cesc Busquets ha podido dar con los restos de 17 cuerpos, dos de los cuales pertenecen a mujeres. No son las conocidas enfermeras de la Cruz Roja vejadas y fusiladas, pero si pueden ser otras enfermeras que acompañaron a Bayo. Habrá que confirmarlo. Este será el próximo objetivo de las investigaciones.

Lo que se puede adelantar ya es que, incluso en el momento de privarles de la vida, fueron discriminadas por ser mujeres. Recibieron trato machista, sometidas a tortura y sus cuerpos entregados a la cal viva. Sobran comentarios. Ahora basta respeto, dignidad y memoria porque es tarde para hacer nada más.

Son Coletes ya era un referente de los desastres de la Guerra Civil. Lo seguirá siendo, pero con resultado de las excavaciones actuales, también algo semejante a un santuario para rehabilitar a los fusilados y prevenir horrores semejantes.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats