Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Joan Monjo: "Queremos que Madrid nos reconozca como un interlocutor válido para negociar la depuradora"

"Rechazamos que Medio Ambiente hable en nuestro nombre y negocie por su cuenta con el Estado las condiciones de la depuradora de Can Picafort" - "No faltan proyectos turísticos ambiciosos. Planteamos la construcción de un nuevo velódromo"

Joan Monjo (Santa Margalida, 1956) posa en las afueras del Auditori de Santa Margalida ya investido de nuevo como alcalde.

Joan Monjo (Santa Margalida, 1956) posa en las afueras del Auditori de Santa Margalida ya investido de nuevo como alcalde. r.f.

Joan Monjo (Santa Margalida, 1956) es desde este jueves de nuevo alcalde de Santa Margalida. Es una de las leyendas vivas de la política municipal mallorquina. El líder de Convergència-El Pi domina como nadie la trastienda políticas y reconoce que no entra en sus planes poner fin a su etapa en el Ayuntamiento. Una etapa que, de momento, ha durado 38 años.

P La crispación dominó la última campaña electoral en Santa Margalida. Ya como alcalde... ¿piensa mejorar su relación con la oposición?

R Estoy convencido de que la participación siempre mejora la gestión. Ya me he comprometido a crear dos comisiones municipales de trabajo con todos los partidos. Una servirá para proponer y consensuar medidas para frenar los efectos de la crisis sanitaria en todos los ámbitos y la otra para tratar temas urbanísticos, patrimoniales y ambientales. Fue la oposición quien propuso estos grupos de trabajo y yo ya he recogido su guante. Serán los primeros decretos que firmaré como alcalde.

P ¿Y con sus socios del PP, cómo se lleva?

R Nuestra relación es buena y seguiremos la línea de trabajo que nos hemos marcado. Pero lo que hacemos es política municipal y francamente, creo que todos los partidos del consistorio podrían sumarse al equipo de gobierno. Las diferencias son mínimas en lo que es realmente importante. ¡Hasta estamos todos de acuerdo en rechazar la nueva depuradora porque no permite reutilizar el agua tratada!

P Precisamente uno de los caballos de batalla de su mandato parece que va a ser la nueva depuradora de Can Picafort

R Sí, lo que pasa es que la Dirección General de Recursos Hídricos, que políticamente dirige MÉS, pide al Estado que construya una depuradora que tire el agua tratada al mar en vez de reutilizarla para el riego. Lo increíble es que el Estado, igual que el ayuntamiento, no quiere un nuevo emisario submarino. Pero el Govern, que se supone que tiene una cierta conciencia ambiental, prefiere tirar al mar el agua que depuraremos.

P ¿Cómo piensa gestionarlo como alcalde?

R Vamos a enviar una carta a la conselleria de Medio Ambiente y otra al Gobierno de Pedro Sánchez. No queremos que la conselleria hable en nuestro nombre y negocie por su cuenta con Madrid las condiciones de la depuradora. Las competencias sobre las aguas residuales son del ayuntamiento de Santa Margalida. Por eso, queremos que el Estado nos reconozca como un interlocutor válido para cooperar y conseguir así que se pueda reutilizar el agua depurada para regar nuestros campos. No queremos tirarla al mar, no es bueno para el fondo del marino ni para nadie.

P El Govern argumenta que el agua depurada resultaría demasiado salada e inservible para regar...

R Lo que pasa es que las bombas impulsoras del Govern chupan el agua del mar y la mezclan con las aguas residuales, el problema es suyo pero parece que no quieren ni reconocerlo ni arreglarlo...

P En cambio, el agua potable parece que va mejorando en el municipio...

R En los últimos años hemos ido mejorando la red, que sufría muchas pérdidas. De momento hemos renovado la mitad de las tuberías que existen porque queremos reducir el consumo de agua y extraer así menos agua de los pozos y del subsuelo. Tenemos el objetivo de seguir eliminando fugas de la red y mejorar nuestra gestión del agua. Además, para ahorrar energía queremos cambiar parte de la iluminación pública al sistema LED y una de las actuaciones más importantes en ese sentido es la que haremos en Son Serra de Marina. Allí las farolas y todo el sistema público de iluminación necesitan una buena revisión.

P En el plano turístico, esta temporada está pendiente aún de arrancar. ¿Piensa intensificar el trabajo de planificación con el Consell Assessor de Turisme municipal?

R El trabajo de planificación ya está hecho y en él participaron los representantes vecinales, del sector hotelero, de oferta complementaria, de todos los partidos, entre muchos otros miembros de la sociedad del municipio. El objetivo de todos es seguir dando pasos para que en todo el mundo se conozca el potencial de la naturaleza, la cultura, el patrimonio y el deporte que se concentra en Santa Margalida. Queremos atraer turistas interesados en lo que podemos ofrecer en Santa Margalida. Por eso ya ponemos en marcha nuevas rutas arqueológicas o la mejora de zonas deportivas y espacios públicos, como la ampliación de la zona peatonal del paseo Colom, en Can Picafort, que ya hemos acabado.

P Parece que el deporte es uno de los grandes objetivos del Plan de turismo de Santa Margalida.

R No hay un ámbito concreto que esté sobre los otros. Hay muchos proyectos y muchas acciones que pretenden ayudar a alargar la temporada y a mejorar la calidad del turismo en nuestro municipio. Es verdad que hay actuaciones importantes en materia deportiva. Las más cercanas son la construcción de la nueva piscina cubierta de Can Picafort, la reforma del campo deportivo de Son Serra, que estamos estudiando. Pero no faltan proyectos más ambiciosos. Nuestra zona es muy atractiva para el cicloturismo y existe un sector económico especializado en ese tipo de visitante. Por eso nosotros planteamos la construcción de un nuevo velódromo. También queremos poder atraer a equipos de fútbol y a todo tipo de deportistas profesionales o amateurs para que vengan a disfrutar de nuestro entorno, nuestras playas y de nuestra oferta cultural y gastronómica. Con ese objetivo ya hemos renovado zonas deportivas y hemos puesto césped de última generación en los dos campos de fútbol.

P ¿ Este plan turístico prevé algún otro polémico quiosco en Son Serra de Marina?

R No, no tiene dada que ver una cosa con la otra. El quiosco de Son Serra se propuso para acabar con los problemas de suciedad en la playa. No teníamos concesionario allí y pensamos que los encargados del nuevo quiosco podrían asumir ese servicio. Se trataba de mejorar la limpieza de las playas porque en el Ayuntamiento habíamos recibido algunas quejas en ese sentido. Creímos que sería una solución pero no gustó a determinada gente. Hubo movilizaciones y creo que fueron exageradas porque era un pequeño quiosco desmontable que no iba a estar todo el año en la playa.

P ¿ Y qué piensa hacer para minimizar los daños que la crisis sanitaria

R Lo primero, crear la comisión municipal para poder consensuar las próximas actuaciones entre todos los partidos. Personalmente creo que la mejor manera que tenemos de ayudar es crear nuevos puestos de trabajo. Lo ideal es que todo el mundo se pueda ganar el pan. Por eso, creo, tendríamos que poner en marcha un ambicioso plan municipal de obras públicas que beneficie directamente a todos los que formamos parte de Santa Margalida. Y para financiarlo podrían servir perfectamente los 20 millones que el Ayuntamiento guarda en el banco porque Madrid no nos deja gastarlos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats