Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Instan al regidor de Capdepera a dimitir por la polémica de los contratos de obras

El socialista Fernández replica que no piensa renunciar y anima a la oposición a presentar una denuncia ante la Fiscalía

El pleno se celebró de forma presencial en el edificio Capvermell de Cala Rajada. Biel Capó

En el pleno celebrado el jueves por la noche de manera presencial en el auditorio del edificio Capvermell de Cala Rajada, Més per Capdepera solicitó la dimisión del alcalde socialista Rafel Fernández por la concesión a dedo de las obras de emergencia del paseo marítimo de Cala Rajada a la misma empresa que realiza obras en su domicilio particular, sin un solo informe que justifique los criterios por los cuales se le otorga la concesión de las mismas y que ascienden a más de un millón de euros.

Més considera que parte de estas obras "no tienen justificación de urgencia y que se podrían haberse licitado". Además, su portavoz, Pere Fuster, aseguró que "como mínimo había tres empresas capaces para iniciar las obras al día siguiente si se les hubiera ofrecido la oportunidad de hacerlo".

Fuster, recordó al alcalde el caso de los contratos de Més per Mallorca, en el que la exconsellera Ruth Mateu y otros cargos de Més fueron obligados a dimitir sin un proceso judicial por la presidenta Armengol por cuestiones de transparencia al haber otorgado a dedo una serie de contratos menores inferiores a 18.000 euros. Por lo cual, en base a estos criterios, Més entiende que si se aplicaron a dirigentes de su formación, "se tienen que aplicar ahora al alcalde, que debe dimitir".

Por parte del PP, que al igual que Més y Unidas Podemos no está de acuerdo con la contratación de las obras, su portavoz Paulí Faba aseguró que "si esto hubiera ocurrido con un alcalde popular, ya habíamos salido por la Sexta y los profesionales de los escraches estarían en las puertas de nuestras casas".

Por su parte, el portavoz de Unidas Podemos, Jonathan Romano, preguntó "con qué criterio se ha declarado la urgencia de las obras en el tramo de Son Moll a Sa Ferradura, ya que en este tramo el muro no se había derribado y si realmente precisaba la reforma porque estuviera dañado el muro, por qué no se valló en su día para evitar que circularan personas". También preguntó el motivo por el cual el Consistorio no contrató otra empresa que realizara las obras de este tramo.

Empresarios indignados

Romano reconoció que la adjudicación de las obras puede ser legal, pero se preguntó "si es moral y ético" al tiempo que se hacía eco de una noticia de la revista local Capvermell en la que se asegura que empresarios consultados por el medio mostraron su indignación después de las declaraciones del alcalde a Diario de Mallorca, en las que aseguraba que la empresa Daimo Construim era la única capaz de realizar las 0bras, y aseguraron que nadie se ha dirigido a ellos para preguntar si eran o no capaces.

El alcalde Rafel Fernández se comprometió a realizar una comisión informativa donde los técnicos puedan dar las correspondientes explicaciones de por qué se ha ampliado el tramo de la obras de urgencia y el motivo de la contratación de la citada empresa.

También aseguró que tanto él como el equipo de gobierno "tomaron las medidas más adecuadas en aquel momento". En cuanto a su dimisión, dijo que "sin que esto pase por fiscalía, evidentemente no dimitiré". "Si creéis que hay algo mal hecho por mi parte y que la situación es tan grave tenéis que comunicarlo a la Fiscalía y que sea un fiscal independiente quien diga cuáles pueden ser las repercusiones".

Desde Més, PP y Unidas Podemos se le recordó que se le pide la dimisión por motivos éticos. Finalmente, el alcalde se comprometió a realizar una comisión informativa para aclarar los hechos y también a hacer una nota pública para ofrecer explicaciones a todos los ciudadanos del municipio.

Playas El Consistorio adjudica los servicios a partir del año 2021

Durante el transcurso de la sesión plenaria celebrada en el edificio Capvermell de Cala Rajada también se adjudicaron los 11 lotes para la concesión de los servicios de playa, que se iniciarán en 2021 durante un periodo de cuatro años.

Para la actual temporada estival, afectada por la pandemia de la Covid-19, el equipo de gobierno está a la espera de los acontecimientos. Según indicaron, "se podrían contratar los servicios de manera puntual o bien prorrogar los de la concesionaria anterior".

Las tres empresas que resultaron adjudicatarias son Playas de Capdepera SL, Fermín Jimenez Gallardo e Intercortal SLU.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats